Logo Computerhoy.com

He pasado un rato con el Samsung Galaxy Z Fold 6 y cada vez se parece más a un móvil tradicional

He tenido la oportunidad de pasar unos minutos con el nuevo Samsung Galaxy Z Fold 6 en mis manos y creo que su mayor virtud es que cada vez se parece más a un móvil tradicional por fuera, aunque con las virtudes de su enorme pantalla interior.

Samsung Galaxy Z Fold 6

Computer Hoy

Foto del redactor Roberto CorralesFoto del redactor Roberto Corrales

Samsung ha celebrado su evento Unpacked, en el que ha compartido buena parte de las novedades que lanzará en el segundo trimestre de 2024. La mayor parte de protagonismo se la han llevado por derecho propio sus smartphones plegables.

La compañía surcoreana ha presentado la nueva generación de sus móviles plegables, Galaxy Z Fold 6 y Flip 6, con novedades importantes en el hardware pero también en el software, dentro de la apuesta de inteligencia artificial Galaxy AI de la compañía.

Como siempre, la apuesta de plegables de Samsung se divide en dos modelos: por un lado el Galaxy Z Fold 6, plegable tipo libro y más potente y sucesor del Galaxy Z Fold 5; y por otro, el Galaxy Z Flip 6, más compacto gracias a su formato tipo concha, que sucede al Z Flip 5 del año pasado.

Con motivo de su presentación, he tenido la oportunidad de pasar unos minutos con el modelo más potente y ambicioso de los dos, el Samsung Galaxy Z Fold 6, que parte nada menos que de los 2.009 euros para el modelo de 256 GB pero que llega hasta los 2.369 euros si eliges la versión de 1 TB. 

Te cuento a continuación cuáles han sido mis primeras impresiones, pero deja que te avance solo una cosa: Galaxy Z Fold 6 me ha dejado la sensación de que es el modelo más interesante en el catálogo de plegables de Samsung de 2024.

Su pantalla exterior da un salto pequeño pero que se nota

Samsung Galaxy Z Fold 6

Computer Hoy

Mientras que otros fabricantes hacen grandes cambios en el diseño de sus plegables de un año para otro, Samsung se ha mantenido relativamente estable y gracias a su larga experiencia se ha podido permitir modificar las cosas poco a poco.

Este ritmo más pausado hace que no siempre parezca que hay gran diferencia entre los modelos de un año para otro, pero este Galaxy Z Fold 6 sí que tiene novedades importantes con respecto a su predecesor, y la que más me ha llamado la atención al tenerlo entre manos es su pantalla exterior.

Los móviles plegables tipo libro proponen una experiencia de uso en la que la pantalla exterior es idéntica en formato y funcionalidades a la de un móvil tradicional, pero que cuentan con el plus de que si lo abres tienes espacio adicional comparable a una tablet pequeña. 

Si bien la parte de funcionalidades Samsung ya la cumplía, hasta el año pasado sus Galaxy Z Fold tenían un pero importante: que su pantalla exterior era demasiado estrecha y tenía un ratio extraño, no muy adecuado para ciertas acciones.

El nuevo Galaxy Z Fold 6 ha crecido solo una décima de pulgada, pasando de las 6,2 pulgadas a las 6,3 del modelo actual. Aunque más que esto, lo que se nota de verdad es que Samsung ha modificado el formato para hacerla algo más ancha y, por tanto, más parecida al ratio de los smartphones actuales, de unos 20:9.

Ha sido un paso pequeño, al estilo de Samsung, y aún no llega a ser idéntica del todo a un móvil de formato tradicional, pero la pantalla exterior de Galaxy Z Fold 6 ya sí empieza a convencer a primera vista. Habrá que esperar a la review para probarla en el día a día, pero la primera impresión es positiva.

Es un plegable, sí, pero ya se parece al resto de móviles de gama alta de Samsung

Samsung Galaxy Z Flip 6

Computer Hoy

Y otro de los aspectos que llaman la atención al tener entre manos del Galaxy Z Fold 6 es que, pese a ser un plegable, cada vez se parece más al resto de móviles de Samsung.

La marca surcoreana ha ido avanzando mucho en el diseño de sus plegables desde aquel modelo original en 2019, que no estaba exento de fallos. Hoy ya no parece un dispositivo experimental en absoluto: se siente resistente, ya no tiene hueco entre las dos mitades de la pantalla, la bisagra ha mejorado mucho y ya no se nota ninguna holgura bajo la pantalla interior, que cada vez se ve más fiable.

Esta evolución en el factor de forma plegable ha permitido a Samsung sentirse lo suficientemente segura como para acercar el diseño de sus plegables, y sobre todo del Galaxy Z Fold 6, a las claves de diseño que caracterizan el resto de sus móviles de gama alta.

Los bordes planos, algo afilados y fabricados en aluminio –que se siente muy resistente– hacen que el nuevo plegable de Samsung comparta un parecido razonable con los Galaxy S24 Ultra y sus líneas rectas y diseño metálico. Incluso pesan casi lo mismo, ya que solo les separan 6 gramos.

Ahora que hay más competencia en el segmento de plegables en España, con modelos muy interesantes de marcas como Honor, OnePlus, Oppo, Motorola, Huawei y ZTE, me parece muy positivo que la marca haya decidido que, además de parecer plegables, sus plegables también se note que son Samsung y tengan una seña de identidad.

Una IA que ya empieza a parecer más útil

Samsung Galaxy Z Fold 6

Computer Hoy

En los pocos minutos que pude tener el Galaxy Z Fold 6 entre manos, me pasé una buena parte de ellos probando sus funciones de inteligencia artificial, uno de los pilares de la estrategia de Samsung.

Además de características de Galaxy AI que ya estaban disponibles desde principios de año, de esta segunda generación me ha gustado la creación creativa que te permite hacer dibujos a mano alzada que se completan con IA, tanto de cero como encima de otras imágenes, o el modo conversación con el móvil en posición flex, así como un ayudante para escribir textos con IA generativa. 

En frío, me han parecido funciones llamativas, que no son tan aisladas y pueden ayudar más en el día a día, pero esto solo se puede saber con seguridad utilizando el móvil en tu vida cotidiana, por lo que espero a la review para sacar conclusiones definitivas, aunque lo que veo me parece interesante.

Conoce cómo trabajamos en ComputerHoy.

Etiquetas: Samsungpantalla plegable, Análisis