Acoso por Whatsapp a ex novia aportado como prueba en juicio

Acoso por Whatsapp a exnovia aportado como prueba en juicio

Un estudiante gallego, ha resultado recientemente condenado por la justicia a un año y nueve meses de prisión por diferentes hechos delictivos, entre los que destaca el envío masivo de mensajes y acoso a su ex novia por Whatsapp. Exactamente 2.147 mensajes en un periodo de 30 días.

No es el único motivo que ha llevado al juez a lanzar esta condena, ya que entre los diferentes delitos de los que ha sido acusado el joven, aparecen más de 50 llamadas perdidas, agresiones físicas e incluso destrozos en el vehículo de su ex pareja. Motivos suficientes para que haya sido necesario interponer una orden de alejamiento de 200 metros y la incomunicación total entre denunciante y denunciado, además de la condena de un años y nueve meses de prisión.

Según lo publicado en la sentencia de los juzgados de lo Penal de Ferrol, estos problemas comenzaron cuando la pareja decidió irse a vivir juntos a una vivienda de Narón. En ese momento el carácter posesivo de joven empezó ha hacerse cada vez mayor, llegando al punto en que la víctima decidió romper la relación.

Hay que tener mucho cuidado con WhatsApp, ya que también puede suponer un peligro para los menores.

Una solución que solo consiguió que la actitud del estudiante fuese a peor, y aparezca, como prueba en el caso, el acoso sufrido por WhatsApp y los famosos mensajes enviados por la aplicación de mensajería instantánea: un total de 2.147 mensajes entre el 2 de septiembre y el 7 de octubre.

La verdad es que, a pesar de las infinitas posibilidades que aportan las aplicaciones de mensajería instantánea, en muchas ocasiones, con tanto WhatsApp, Line, Sms y demás,  se consigue que las personas y las parejas sean menos felices, hecho que se demuestra con esta sentencia.