Ahora los médicos recetan... ¡apps! a sus pacientes

Appdemecum

Es lo que se ha denomina eHealth y que la Organización Mundial de la Salud (OMS) define como “El empleo de información y tecnologías de comunicación para un mejor control de la salud”.

Un concepto que engloba muchos usos, y que está experimentando una segunda revolución con los smartphones y tabletas y que, según algunos expertos, va a cambiar la forma en la que los pacientes nos relacionamos con la medicina.

Es la mHealth, y a su desarrollo está contribuyendo la gran cantidad de aplicaciones que se desarrollan con este tipo de contenidos, y que los usuarios están dispuestos a descargarse.

Según un estudio reciente de FICO, al menos dos tercios de los usuarios de móvil quieren recibir consejos a través de su dispositivo en lugar de visitar al doctor.

Un mercado muy suculento que para el año que viene podría generar un volumen de negocio en España de 4.000 millones de euros, según un informe realizado por el Observatorio Zeltia en colaboración con The App Date.

Es una evolución lógica e imparable, pero en la que los usuarios tenemos que ser prudentes y saber cuáles de esas aplicaciones son de confianza y cuáles no, sin perder nunca de vista las recomendaciones de nuestro médico.

aplicaciones salud

Apps con prescripción médica

Para facilitar esta tarea, la empresa navarra Appdemecum se ha puesto manos a la obra para crear un recurso que permita a los profesionales sanitarios prescribir en sus consultar no sólo recetas, también apps de salud que mejoren su relación con los pacientes.

Se trata de una herramienta online gratuita que no requiere ningún tipo de instalación y donde el médico podrá ver qué aplicación es más adecuada para cada paciente en función de su patología, y así complementar el tratamiento de ciertas dolencias. 

Dispone de tres perfiles diferentes: Médica, Farma y Caren adaptadas, respectivamente, a las necesidades de médicos, farmacéuticos y enfermeras.

Las 10 mejores aplicaciones de salud en español

Todas las apps incluidas en Appdemecum han sido clasificadas y validadas por profesionales del sector según tres criterios: funcionalidad, contenidos y seguridad de la información.

Tal y como explican en su web, una vez seleccionada la aplicación deseada, se puede enviar al dispositivo del paciente el enlace en donde puede descargársela o imprimir un documento a modo de receta en el que se detallan las instrucciones para su descarga.

Appdemecum todavía está en su versión beta, “ya que queremos recoger el feedback de los profesionales y disponer de un surtido suficiente de apps acreditadas antes de su apertura definitiva”.