App para Google Glass permite aprender lenguaje de señas

Dispositivo Google Glass

Kim Xu, una estudiante recien graduada del programa de doctorado de Computación Humana del Instituto de Tecnología de Georgia (Estados Unidos), ha desarrollado una app para Google Glass en conjunto con uno de sus profesores para enseñarle a los padres de niños sordos el idioma de señas. 

La app, conocida como SMARTSign, le enseña la variante norteamericana del lenguaje de señas a los padres de niños con esta deficiencia que porten las gafas de Google. Durante el día, la aplicación va emitiendo una serie de pequeñas pruebas para el portador del dispositivo. La persona puede escoger dónde y cómo recibe las pruebas, además de la intensidad de las mismas. 

El vídeo de la prueba ofrece una serie de respuestas y el padre o la madre del chico o chica puede escoger las respuestas o la respuesta que considere correcta con un movimiento de la mano

Aunque la aplicación fue diseñada para los padres de niños con deficiencia auditiva, el vocabulario también se presta para que los padres le puedan enseñar a otros miembros de la familia el lenguaje de señas. La app se asemeja mucho a los esfuerzos de Microsoft Kinect, que entiende el lenguaje de señas en su versión norteamericana. 

SMARTSign también se encuentra disponible en Android. En la versión para dispositivos móviles, los usuarios pueden buscar signos por comando de voz o por texto y la app muestra un vídeo de cómo efectuar el movimiento de la palabra. También dispone de una función de grabación de vídeo, que permite comparar los intentos propios con los que incluye la aplicación. 

Por el momento, la app para Google Glass solamente incluye la función de pruebas, aunque se espera que la misma posea las mismas funciones que su contraparte en Android.

Las Google Glass han sido criticadas por muchos y prohibidas en más de un lugar. Pero con desarrollos como el introducido por un médico español, además de permitirle a ciegos ver y de servir como complemento a las funciones de perros guía, habría que darles una segunda oportunidad.