Creadores de la app Cabify afirman que cumple con la ley

cabify fomento

En el día de ayer, el negocio de Blablacar, que gira en torno al ofrecimiento de un servicio por medio del cual sus usuarios pueden compartir coche para así ahorrar gastos, estuvo por momentos al borde de cruzar los límites legales por una nueva normativa aprobada por Fomento.

Y es que como informa nuestro compañero Julio López: "el Ministerio de Fomento, con Ana Pastor a la cabeza, amenazó ayer con sancionar tanto a las empresas que ofertan o prestan servicios de transporte compartido en sus webs con ánimo de lucro como a los usuarios de aquellos coches que se presten a utilizarlo". Así, por momentos Blablacar pudo ver su negocio pendiente de un hilo, aunque una aclaración posterior desde el ministerio les dejó respirar tranquilos.

La aclaración de Fomento salva a Blablacar y a sus usuarios

A tenor de los hechos, la startup española Cabify, que desarrolla su negocio ofreciendo a los usuarios una app por medio de la cual pueden contratar vehículos con chóferes privados así como taxis, recientemente incluidos en el catálogo de servicios, ha decidido manifestarse.

El CEO de Cabify, Juan de Antonio, ha aprovechado una nota de prensa enviada a los medios de comunicación para dejar claro que “en Cabify cumplimos con la normativa vigente en los mercados en los que operamos, incluido el español, y utilizamos autorizaciones o licencias administrativas en aquellos casos en los que son necesarias para los servicios que ofrecemos. Pensamos que el marco regulatorio debería dar cabida de manera específica a este tipo de actividad para garantizar la seguridad y los derechos de pasajeros y conductores. (...)”.

Y es que lo cierto es que Cabify ofrece su servicio de coche con chófer a través de licencias VTC (vehículos de transporte con conductor), en un servicio acorde con la legalidad vigente. De otro lado, en caso de tratarse de taxis siempre ofrece las tarifas oficiales.