Curiosity, entre el juego y el experimento social

Curiosity, entre el juego y el experimento social

La curiosidad, dicen, es el motor que mueve el mundo. Desde luego, sí que mueve el mundo de Curiosity, el nuevo título de uno de los nombres claves en la historia de los videojuegos, el británico Peter Molyneux. A este inquieto creador, cabeza visible y pensante hasta hace unos meses del estudio de desarrollo Lionhead, perteneciente a Microsoft, se le ha ocurrido mudarse a un estudio más pequeño -y mantener así un mayor control de sus creaciones- y ya instalado en éste, con el nombre 22 Cans, dar salida a una serie de veintidós proyectos originales, innovadores y, como poco, sorprendentes. 

El primero de ellos ya es capaz de hacernos, como poco, enarcar una ceja al conocer su planteamiento: Curiosity no es más que un cubo gigantesco formado por millones de pequeños cubitos. En su núcleo hay un sólo cubo que contiene algo que, según se nos dice en la web de 22 Cans, es un secreto capaz de cambiar vidas. Pero a ese cubo sólo accederá una persona, la que más se acerque a base de picar los cubitos que lo tapan y rodean. Ya ves que no estamos hablando de una app que pueda etiquetarse fácilmente en la categoría de Juegos y Entretenimiento

Como puedes imaginar, la mente de Molyneux, que antaño fuera responsable de juegos tan legendarios como Populous, Syndicate, Dungeon Keeper o Black & White, ha encontrado terreno abonado en los smartphones para conseguir en un brevísimo espacio de tiempo una comunidad de miles de curiosos que pican cubos pulsando con su dedo en la pantalla táctil de su Android o iPhone. Todos estos curiosos no son sino cobayas que van dejando claro de lo que es capaz el ser humano movido por la curiosidad: dedicar horas a un pasatiempo a medio camino entre lo genial y lo absurdo, componer efímeros dibujos o mensajes sobre la superficie del cubo que poco después serán borrados... y aún no sabemos qué más.

Por de pronto obtienen una música relajante, una serie de bonus que van apareciendo a medida que pican para tratar de mantener el interés y la sensación de que forman parte de una estadística, su número y su comportamiento formarán a buen seguro parte de un informe final utilizado en un proyecto futuro... ¿tal vez firmado por Peter Molyneux?

El secreto del cubo de Curiosity está disponible, en forma de descarga gratuita, tanto en Google Play como en la Apple Store.