Despiden a mujer por borrar app de su trabajo con la que era seguida

Despiden a mujer por borrar app de su trabajo con la que era seguida

Una mujer de California ha demandado a su ex jefe alegando que fue despedida tras desinstalar una aplicación de smartphone que permitía a su superior rastrear sus movimientos durante 24 horas al día los 365 días del año. 

Según Yahoo Tech, que se ha hecho eco de esta información publicada por Ars Technica que se hizo con una copia de la denuncia, Myrna Arias trabajaba para Intermex

Su jefe, llamado John Stubits, la despedió presuntamente por borrar la app Xora, una aplicación dedicada a la gestión del trabajo desde el smartphone. 

Ingeniero de 64 años acusa a Google de discriminación por edad

En la demanda interpuesta Myrna Arias afirma que la app permitía a Intermex y en concreto a su jefe realizar un seguimiento de sus movimientos tanto si estaba funcionando como si no.

La protagonista de esta información afirmó que cuando ella y sus compañeros de trabajo le preguntaron a John Stubits si podía seguirles la pista en su tiempo libre, éste comentó admitió que "los empleados estaban siendo monitoreados incluso fuera de su horario laboral" jactándose incluso de poder saber lo rápido que conducían en un momento puntual desde el momento que instalaron la app. 

En la denuncia de Arias se confirma que ella no tenía problema a la hora de ser monitorizada durante sus horas de trabajo pero no consentía que siguiera siendo así en su tiempo libre. "Esto era una invasión de la privacidad", asintió Arias.

La  función de Xora es rastrear y gestionar los smartphones de los empleados para monitorizar su rendimiento y demás variables laborales. 

La proliferación de smartphones y nuestra cultura adquirida respecto a ellos nos hace estar siempre conectados, algo que ha planteado cuestiones relacionadas con la privacidad. 

Los usuarios de redes sociales como Facebook y Twitter ven regularmente invadida su privacidad según Yahoo Tech, lo que ha generado que similares denuncias a la descrita anteriormente hayan llegado a los principales fabricantes de smartphones y sitios web.

Cada vez más empresas obligan a sus empleados a instalar este tipo de aplicaciones móviles con el fin de proteger los datos corporativos almacenados así como la monitorización de su actividad empresarial.