Skip to main content

Dos años de cárcel por espiar a su expareja con una app

Condenado por espiar por el móvil a su exmujer

18/01/2016 - 09:28

Un tribunal ha condenado a L.J.M.D por utilizar la aplicación para móviles Cerberus con el fin de "mantener controlado y vigilado el terminal" de su expareja. 

La semana pasada, una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos asentaba las bases sobre el derecho de las empresas a controlar las comunicaciones privadas de sus trabajadores durante la jornada laboral. Las leyes se están adaptando a los nuevos conflictos que tienen lugar en los espacios digitales y, en esta ocasión, los jueces se han pronunciado sobre un hombre que espiaba a su expareja con una aplicación móvil.

El acusado, de nombre L.J.M.D, ha sido condenado a dos años de prisión por un delito de descubrimiento y revelación de secretos. Según la sentencia, instaló Cerberus en el smartphone de su expareja, con la que cesó su relación en agosto del 2012, para obtener toda clase de información íntima. Después, al darse de alta en la versión web de esta aplicación, pudo “mantener controlado y vigilado el terminal”.

Este software permitió al acusado “tomar fotografías y grabar vídeos y audios desde la cámara de dicho dispositivo”. Toda esta información fue recopilada entre junio y septiembre del 2012 sin que su expareja fuese consciente. Además, esta app que se vende como una “solución antirrobo” para teléfonos inteligentes, también le permitió localizar y rastrear el móvil.

Crean app para Android que desvela apps que te rastrean

De acuerdo con la sentencia del Juzgado de lo Penal número 4 de Almería, el procesado ha sido condenado a dos años de prisión. Por el momento, la ejecución de la pena ha sido suspendida siempre y cuando L.J.M.D no vulnere la ley durante los próximos doce meses y participe en un programa formativo. Los jueces también han aplicado una orden de alejamiento de 200 metros y el acusado deberá abonar 20.000 a su expareja como indemnización.

Interfaz de Cerberus aplicación antirrobo para Android

En junio del año pasado, Antonio J.S. también fue condenado a dos años y medio de cárcel por haber espiado el móvil de su mujer con la intención de aportar pruebas de una supuesta relación extramatrimonial en un pleito de divorcio. Esta nueva sentencia dictada por el juzgado de Almería confirma el marco legal para esta clase de delitos contra la intimidad.

Los mejores antivirus para PC de 2015

Los expertos ya han advertido que este tipo de infracciones se están multiplicando con la aparición de aplicaciones que facilitan el rastreo y la localización de los terminales. En este sentido, estas sentencias representan un aviso contundente para todos aquellos que estén controlando los dispositivos o las redes sociales de sus parejas.

[Fuente:elpais]

Ver ahora: