Flipboard incorpora el soporte de vídeo de Instagram

Flipboard acepta vídeos de Instagram

Instagram es uno de esos fenómenos de Internet que no por ser relativamente frecuentes, dejan de sorprender. El universo del almacenaje de fotografías estaba dominado por Flickr, Dropbox, y otros servicios que nos permitían guardarlas, retocarlas o compartirlas en forma de álbum fotográfico. Parecía que todo estaba inventado, hasta que llegó Instagram. Una red social basada en smartphones y tabletas que nos permite aplicar espectaculares efectos a nuestras fotografías y compartirlas con todo el mundo. Ha sido todo un éxito, hasta el punto de alcanzar los 130 millones de usuarios en apenas unos meses. Un triunfo que ha aumentado todavía más con el soporte de vídeos cortos de 15 segundos, para competir directamente con Vine. En apenas 24 horas, se crearon cinco millones de vídeos. Ante semejantes cifras, no es extraño que otras empresas hayan decidido adoptar el vídeo de Instagram entre su contenido. Es el caso de Flipboard, con unas implicaciones para los usuarios muy interesantes.

Flipboard es un agregador de noticias en forma de app para iOS y Android, que recopila información de las webs que elijas y te la muestra en la pantalla de tu dispositivo móvil en forma de periódico cuyas hojas puedes pasar, arrastrando el dedo. Ahora Flipboard anuncia en Google+ que acepta el uso de vídeos de Instagram, así que podrás reproducir aquellos que se introduzcan en dichas noticias. No obstante, tiene una implicación mucho más importante.

Flipboard también te permite crear tus propias revistas personales: eliges las webs que suministrarán contenido (puede ser tu propio blog), y creas una revista a la que se pueden suscribir tus amigos, o todo aquel que lo desee. El recién estrenado soporte de vídeo de Instagram abre las puertas a la creación de revistas personales basadas en los vídeos retocados con las herramientas de filtros de Instagram, que pueden dar mucho juego. 

Si te atrae la idea, en ComputerHoy.com ya te enseñamos a usar FlipBoard. Resulta muy sencillo y los resultados, a nivel visual, son impresionantes.