Google se enfrenta a demanda colectiva por compras in-app

Apple y Google compras in-app

Como ya le pasó antes a Apple, Google se enfrenta a una demanda colectiva en EE.UU. de padres cuyos hijos han hecho compras in-app en diferentes juegos sin su consentimiento.

El caso se está desarrollando en Nueva York, con la representación de una madre en nombre de otros padres, como por ejemplo un padre enfadado porque su hijo, de cinco años, se gastó 66 dólares en cinco minutos en un juego gratuito llamado Marvel Run Jump de Smash. 

Para descargar aplicaciones en Google Play, los usuarios deben introducir una contraseña para hacer la compra, pero después hay 30 minutos en los que el juego ofrece a los usuarios la oportunidad de comprar extras sin volver a introducir la contraseña. 

En este caso, durante la reproducción de Marvel Run Jump de Smash, el niño compró cristales digitales.

Un comunicado de la firma de abogados Berger & Montague, que representa a los padres, declaró que "Google se ha beneficiado injustamente de la venta gratuita o de bajo coste de juegos a niños, que les permite acumular fácilmente cargos por valor de la moneda en el juego, al no tener que incorporar controles para el ingreso de una contraseña".

Google aún no ha respondido a la noticia sobre la demanda colectiva de los padres.

A finales de febrero, la Comisión Europea anunció que iba a tomar cartas en el asunto para combatir los engaños en las compras in-app de los juegos en tablets y smartphones que permiten a los adultos y, lo que es más preocupante, a los niños acumular enormes facturas en su tarjeta de crédito.

La Comisión anunció que se reunirá con la industria (entre ellos Google y Apple), los responsables políticos y las autoridades de protección al consumidor para considerar las directrices a seguir en las compras in-app.

La principal preocupación es que los juegos son a menudo etiquetados como "descargar gratis", pero después no es gratis jugar, y en el juego se llevan a cabo compras que se cargan automáticamente en la tarjeta de crédito.

En cuanto al caso de Apple, los de Cupertino recibieron decenas de miles de quejas de padres por compras in-app no autorizadas por parte de sus hijos, una mujer llegó a asegurar que su hija había gastado 2.600 dólares en una sola aplicación.

Como resultado, Apple acordó cambiar su proceso de facturación para que el consentimiento sea obligatorio antes de aplicar los cargos dentro de la aplicación.

Desde ComputerHoy os damos unos pasos para que podáis desactivar las compras in-app de vuestros dispositivos Android y en Play Store.