Skip to main content

Investigan el primer suicidio retransmitido por Periscope

Investigan el primer suicidio retransmitido por Periscope

12/05/2016 - 10:13

La policía francesa está investigando los hechos ocurridos el martes 10 de mayo en París. Al parecer, una joven de 19 años quitó la vida arrojándose a las vías del tren mientras lo retransmitía todo a través de su teléfono móvil. Se trata del primer suicidio retransmitido a través de Periscope.

La investigación policial ha averiguado hasta ahora que Océane, el nombre de la chica en cuestión, sufría de depresión. Según escribió en un mensaje a un amigo de su ex-novio, éste la había violado en repetidas ocasiones. Puede ser el motivo que se esconde detrás del suicidio.

En ningún momento avisó la joven de cuál era su intención. De hecho en una ocasión respondió negativamente cuando le preguntaron si pensaba suicidarse. Era habitual ver sus emisiones en Periscope, aplicación que usaba prácticamente a diario. En ella volcaba sus preocupaciones, compartiéndolas con un creciente número de espectadores.

A las 16:29, según indica el New York Times, Océane se lanzó bajo un tren. Los usuarios de Periscope que estaban siguiendo su retransmisión online en ese momento pudieron ver el suicidio en directo. La compañía ya ha retirado el vídeo del momento, pero algunas personas se han dedicado a compartirlo en Youtube, eso sí, con el momento del suicidio censurado.

La intención de la víctima, según declaró en una de sus emisiones, no era obtener repercusión, sino concienciar a la sociedad y hacerla reaccionar ante las injusticias.

La LFP, contra Periscope y el fútbol gratis en Internet

El primer suicidio retransmitido en Periscope ya ha creado polémica, como era de esperar. Mientras la policía francesa investiga lo que ocurrió realmente, no son pocos los que ya demandan acciones más contundentes por parte de Periscope.

La aplicación, propiedad de Twitter, prohíbe la exhibición de contenido explícito en sus condiciones de uso. Sin embargo, al realizarse las emisiones en tiempo real, la capacidad de Periscope para prevenir este tipo de incidentes es muy limitada. Más que un problema tecnológico, se trata de un problema social.

Ver ahora: