El nuevo Google Maps devora a sus rivales

Google Maps

Una de las grandes novedades de la pasada edición de Google I/O fue la presentación del renovado servicio de mapas de Google. En esta ocasión no se han limitado a hacerle algunos retoque estéticos. Han querido profundizar más en la nueva directriz que Google está trazando en sus productos. Ofrecer al usuario toda la información que pueda necesitar, incluso antes de que el piense que la puede necesitar. Es el mismo planteamiento que rige Google Now, su asistente de búsqueda para smartphones, y en la línea de lo que serán los nuevos métodos de búsqueda que implementará Google Chrome en un futuro no muy lejano.

A simple vista, ya se aprecia que en la nueva interfaz de Google Maps, el protagonista será el mapa. Se han eliminado todos los marcos delimitadores. Ahora el mapa ocupa toda la superficie y toda la información se muestra directamente sobre él. La barra de búsqueda se ha reducido y ahora permanece sobre el mapa. Al realizar una búsqueda aparecerán diversas tarjetas con información relativa al destino, al más puro estilo Google Now. A medida que profundizas en la búsqueda de un destino en el mapa, el servicio te ofrece información más detallada y clara, sobre rutas, transporte público, el estado del tráfico, imágenes del lugar, etc. Se aprecia una sustancial mejora en las imágenes de Street View, que además ofrece la posibilidad de hacer visitas al interior de algunos edificios y la posibilidad de cambiar a la vista de Google Earth, que sustituirá a la anterior vista satélite y aportará la vista en 3D del mapa.

Uno de los aspectos más destacables de esta nueva etapa de Google Maps es la personalización de los mapas. Iniciando la sesión en el servicio, te permite establecer tus lugares favoritos y con cada búsqueda aprenderá progresivamente tus gustos y preferencias, ofreciéndote resultados cada vez más precisos y en menos clics.