Prácticas de Apple respecto a e-books iban contra Amazon

Prácticas de Apple respecto a e-books iban contra Amazon

Apple se ha visto en problemas recientemente debido a sus políticas de manejo de precios en el mercado de los e-books. En última instancia, la compañía de Cupertino tuvo que enfrentarse en un juzgado a un buen número de editoriales que la acusaban de competencia desleal. Hoy se ha conocido información por parte del Departamento de Justicia de los Estados Unidos que apunta a que las políticas controversiales de Apple no se limitaron al ajuste de precios.

El Departamento de Justicia alega que Apple "cambió las reglas de las compras in-app para requerir que cualquier contenido que se vendiese a través de sus apps fuese vendido también a través de la iTunes Store, y prohibió a las editoriales y distribuidores enviar a los usuarios a sitios web fuera de sus apps para hacer las compras".

Dicho en otras palabras, Apple hizo todo lo que estuvo en sus manos para evitar que los usuarios abandonaran su ecosistema al momento de realizar una compra; según el Departamento de Justicia la consecuencia principal de esta política fue "hacer más difícil para los consumidores que utilizan dispositivos Apple el comparar los precios de e-books entre diferentes distribuidores, al mismo tiempo que dificultar a los mismos consumidores la compra de e-books a través de otros distribuidores en dispositivos Apple".

Parte de la evidencia sugiere una motivación particular en torno a las medidas. En un intercambio de correos entre Steve Jobs, Phil Schiller y Eddie Cue, el segundo se queja de un anuncio de televisión de Amazon en el cual se muestra a una persona utilizando la app de Kindle primero en un iPhone, y luego en un dispositivo Android. Según Schiller, el mensaje del anuncio es que resulta sencillo migrar de iPhone a Android, y esto no es algo que Apple pueda permitir.

El correo de respuesta de Steve Jobs sugería que "el primer paso puede ser decir que ellos deben usar nuestro sistema de pagos para todo, incluyendo libros [...] si quieren compararnos a Android, obliguémoslos a usar nuestro vastamente superior sistema de pagos".

Este intercambio condujo al Departamento de Justicia a concluir que Apple formuló sus reglas para "retaliar en contra de Amazon por una conducta competitiva que Apple no aprobaba" implantando entonces la dificultad para que los usuarios pudieran comparar los precios de los e-books en diferentes distribuidores.