Probamos los mejores servicios de música en streaming

Probamos los mejores servicios de música en streaming

El mundo de la música siempre ha estado dividido. Por una parte, hay personas que veneran el vinilo y la calidez inherente de lo analógico. Para ellos, cada disco es una posesión tremendamente valiosa que ninguna suscripción ilimitada puede sustituir. 

En el lado opuesto, se sitúan los aficionados sin ningún vínculo físico con lo material. Para ellos, la música se disfruta a cada momento y no es necesario poseerla. En vez de desempolvar un compacto de la guantera, pondrán su emisora favorita y se dejarán llevar.

¿Descarga o streaming?

Esta eterna guerra se sigue disputando hoy día, aunque con un enfoque más digital: descarga versus streaming. Almacenar o consumir. Antes de decidirte, mejor saber de qué va cada opción. 

- Descarga de música en streaming

La revisión moderna de la compra de toda la vida. En vez de adquirir el disco físico, compras una licencia para descargar el álbum o la canción digitalizada en un archivo. La calidad final dependerá del códec empleado (MP3, AAC, FLAC…) y el bitrate (a mayor bitrate, más calidad, pero también mayor tamaño).

comprar música online

Algunos proveedores imponen restricciones sobre lo que puedes hacer con los archivos una vez descargados, mientras que otros no.

Así, por ejemplo, las protecciones DRM pueden limitar el número de dispositivos a los que puedes transferir los archivos.

- Streaming de contenido

En este caso, se trata de una radio digital a la carta. Las canciones que escuches no acabarán como archivos en tu disco duro, sino que se transferirán al vuelo según las vayas solicitando tú.

Normalmente, operan bajo una suscripción de pago que permite acceso ilimitado a todo el catálogo, aunque algunos también ofrecen acceso gratuito si cedes a escuchar una cuña publicitaria cada cierto tiempo.

Ventajas y desventajas de la música en streaming

Cada servicio está orientado a unas necesidades concretas y, dependiendo de tu perfil, tendrás preferencia por uno u otro. Hay varios puntos a considerar, principalmente el precio, la disponibilidad y la calidad de sonido.

música en streaming

- Suscripción y descarga

Por lo general, la opción de streaming resulta más económica. Los precios oscilan entre 5€ y 10€ mensuales, dependiendo de si sólo necesitas acceso en el PC o también desde otros dispositivos (smartphones, tablets, equipos de música, etc).

Esta suscripción te da acceso a un catálogo de entre 15 y 30 millones de canciones, por lo que si eres de los que escuchan todo tipo de géneros y cambia continuamente de canción, será tu opción preferida.

Los precios de descarga online oscilan entre 1-1,5€ una pista individual, y unos 11€ para el álbum completo: casi lo mismo que una suscripción mensual.

No obstante, quizá te merezca la pena el desembolso inicial a cambio de la escucha ilimitada de tus temas favoritos. Si sueles machacar un disco hasta la saciedad, puede que prefieras decantarte por este método.

- Disponibilidad y acceso

El streaming requiere de acceso a Internet permanente para poder disfrutar de la música. La mayoría de los servicios incluyen, no obstante, un modo offline que permite sincronizar los temas elegidos en el disco duro, pero suele estar restringido a la suscripción de pago.

En cambio, la descarga te permitirá acceder a tus canciones siempre que quieras y, además, en cualquier dispositivo.

- Calidad de sonido

La calidad que puedes obtener de una transmisión en streaming depende directamente de tu velocidad de acceso a Internet, así como del estado de la línea. La mayoría de plataformas implementa un algoritmo que varía la calidad de la transmisión en función del ancho de banda.

Así, la experiencia puede variar desde los 96 hasta los 160 kbps con una suscripción estándar, o 256 - 320 kbps, si eres usuario Premium y la plataforma lo admite.

bitrate

En cuanto a la descarga, la codificación dependerá de qué plataforma uses. Suelen ser códecs con pérdida a un alto bitrate (256 kbps), pero es posible encontrar ofertas en FLAC, un códec sin pérdidas que garantiza la misma experiencia auditiva que el disco original.

- Beneficios para el artista

Para que estos servicios sean legales, se hacen acuerdos con las compañías discográficas para negociar una serie de beneficios económicos.

Lo habitual suele ser que, por cada escucha, se entreguen milésimas de céntimo de euro, por lo que se necesitan millones de escuchas para que el artista llegue a percibir una cantidad significativa.

Las descargas suelen ser más beneficiosas para el músico, aunque no tanto como la compra física del propio álbum.

Si te preocupa que tus artistas favoritos sigan haciendo lo que les gusta, es decir, música, considera este punto de vista. Además, hay servicios de streaming de música que integran la compra de títulos concretos, así que sería una forma adicional de contribuir con la causa.

Soluciones intermedias

En realidad no hay que decantarse por una opción u otra. Ambos sistemas pueden convivir cómodamente con la configuración adecuada.

Esto es posible gracias a las funciones de gestión de la biblioteca local y la sincronización con la nube del servicio.

cds

Los que se han ido haciendo con una buena colección de discos, habrán optado por digitalizarla en FLAC o MP3 a 320 kbps e incluirla en su disco duro.

En su búsqueda continua de nuevos artistas, pueden haber considerado probar uno de estos servicios de música streaming pero claro, ¿qué hacen con todos esos álbumes que ya tienen? ¿Es necesario cambiar de programa para escucharlos?

Si el servicio de streaming cuenta con un cliente para PC o una app para el smartphone, es posible que no haga falta.

Por ejemplo, Spotify y Xbox Music permiten integrar la biblioteca local en su interfaz. De hecho, si intentas reproducir un tema que ya tienes en tu disco, lo detectarán y no lo reproducirán desde sus servidores.

Por su parte, Google Play Music te anima a subir toda tu discografía a su nube, para que puedas reproducir cada canción allá donde estés. Por supuesto, sólo estará disponible para tu uso personal, por lo que es perfectamente legal.

Otros servicios disponibles

El mundo del streaming de música online está en expansión y cada mes van apareciendo servicios nuevos que prometen revolucionar el sector.

amazon music

Amazon, que ha puntuado primero en la comparativa de tiendas de MP3, ya dispone de un servicio de streaming en otros países, pero aún no está disponible en España.

Otros candidatos que se han quedado fuera de la lista han sido Last.fm, más conocido por su servicio de recomendación de nuevos artistas, o Jamendo, más enfocado hacia la música libre de derechos de autor.

Terrenos escabrosos

Sin embargo, cuando se habla de alternativas a Spotify, es inevitable mencionar a Grooveshark.

Grooveshark nunca ha dejado claro cuáles son sus acuerdos con las discográficas y las retribuciones que se lleva cada artista. De hecho, actualmente está envuelto en una serie de pleitos por estos motivos, lo que quizá sea la razón de que tanto Apple como Google hayan retirado las apps oficiales de sus tiendas.

grooveshark

Eso sí, si se confirmara la legalidad del servicio, se trataría de un producto bastante decente.

La publicidad del servicio sólo incluye banners, nada de cuñas sonoras. El catálogo no está demasiado organizado, pero es bastante amplio, y además es posible subir tu propia música.

La capa social está bastante lograda y cuenta con una interfaz web en HTML5 compatible con todos los navegadores modernos sin necesidad de instalar plugins; smartphones incluidos.

Como servicio paralelo, Grooveshark ofrece el portal tinysong.com, diseñado para facilitar la inserción de canciones en estados de Facebook, tweets y demás tipos de microcontenidos. Sólo tienes que buscar la canción que quieres insertar y se te ofrecerá entonces un enlace acortado, listo para que lo pegues en la publicación.

Descubrir nueva música

La mayoría de servicios de música en streaming y compra analizados disponen de un servicio de recomendación de nuevos artistas y canciones. Evidentemente, se basan en las estadísticas de reproducción de tu perfil: según lo que hayas escuchado, se te ofrecerán artistas que suelen escuchar usuarios con gustos afines a los tuyos.

Por tanto, para solventar la ausencia de datos cuando comienzas a usar el servicio, algunas plataformas te preguntarán sobre qué géneros y artistas sueles escuchar y así personalizar tu experiencia.

Descubrir música Spotify

Por desgracia, estas estadísticas no suelen contribuir a segmentar la publicidad recibida. Igual estás escuchando una tranquila pieza de smooth jazz y de repente salta el anuncio de la canción mainstream de turno.

Es posible que simplemente no haya una oferta publicitaria suficiente para que los anuncios que recibas sean relevante, pero definitivamente es un aspecto a mejorar en este tipo de servicios.

Conclusión

Decidas lo que decidas, la oferta es suficientemente amplia para que puedas encontrar tu sitio en esta nueva etapa de la música.

Acceder a un inmenso catálogo de millones de canciones a un precio más que razonable era algo impensable hace tan solo una década. Tenemos la suerte de poder disfrutar de casi toda la música que ha existido en el último siglo, a apenas un par de clicks.

Además, puedes plantearte la compra de los álbumes que más te gusten y, si te preocupa la situación económica de tus artistas favoritos, acude a sus conciertos y piensa en hacerte con algo del merchandising. 

Después de probarlos todos, esta es nuestra lista con los mejores servicios de música en streaming y para descargar canciones y álbumes.

 

Contenido adaptado del artículo original publicado en Computer Hoy Nº 409