Skip to main content

Puntuar un mensaje de texto puede volverse en tu contra

Puntuar un mensaje de texto puede volverse en tu contra

Juan Carballo

09/12/2015 - 12:06

Un equipo de investigadores ha estudiado el efecto de la ortografía tradicional en la comunicación online y alertan de nuevos significados a tener en cuenta. 

Que los SMS y la mensajería instantánea han cambiado nuestra manera de comunicarnos y de escribir no es ninguna novedad. Por ejemplo, abreviar palabras o sustituir caracteres son dos fenómenos muy comunes a los que recurren los usuarios para ahorrar tiempo o hacer sus mensajes más expresivos. ¿Pero qué pasa con el punto y final de las frases? ¿Su ausencia se debe a la economía del lenguaje o hay algo más?

Un grupo de investigadores dirigidos por Celia Klin, profesora de la Universidad de Binghamton, ha estudiado los aspectos psicológicos que están detrás de la gramática de los mensaje de texto. “El ritmo del texting imita la comunicación cara a cara, lo que conduce a la cuestión de si los aspectos no verbales de la conversación, como el tono, se pueden expresar por estos canales” escriben los autores del estudio.

Para probar si la puntuación ha adquirido nuevos significados en el contexto de la comunicación online se hicieron distintas pruebas a un grupo de 126 estudiantes, una muestra pequeña pero representativa. Los sujetos del estudio reconocieron que cuando recibieron una respuesta con un punto y final, su percepción fue de que el mensaje no era sincero. Este efecto, sin embargo, no estaba presente en las pruebas manuscritas.

Según Celia Klin y su equipo, estos resultados indican que la puntuación en los mensajes de texto ha adquirido vida propia y tiene ahora otros significados. Ya no es solo la manera correcta de terminar una frase, es un acto de “guerra psicológica” contra el interlocutor.

Extensión de Chrome para corregir la ortografía

En esta investigación observaron también que algunos signos de exclamación pueden hacer que los mensajes se perciban como más sinceros, justo al contrario que con el punto y final. “Los mensajes de texto carecen de muchas señales sociales utilizadas en las conversaciones reales cara a cara” asegura Klin, “...por lo tanto, tiene sentido que los texters utilicen lo que tienen a su disposición: emoticonos, faltas de ortografía deliberadas que imitan sonidos del habla y también la puntuación”.

Para adaptarse a las nuevas formas de comunicación a través de Internet es importante comprender el nuevo lenguaje escrito que imita al habla. Terminar las frases con un punto -y otras reglas de la comunicación escrita tradicional- puede no tener el efecto esperado. Hay que ser creativos con la ortografía o, de lo contrario, podrían pagarse las consecuencias. 

[Fuente:kansascity]

Ver ahora:

Sobre el autor

Juan Carballo

Redactor

Te recomendamos