Skip to main content

Revisar el WhatsApp de tu hijo: la justicia avala a un padre

Puedes leer los chats de WhatsApp de tu hijo y es legal, lo dice un juez.

26/12/2017 - 14:43

Revisar las conversaciones de tu hijo por WhatsApp y otras aplicaciones no sólo es legal sino que es casi una obligación. Así lo acaba de dictar una juez de Pontevedra en una sentencia que sienta precedente sobre la privacidad de las comunicaciones por Internet de los menores de edad. A partir de ahora la ley te respalda si quieres monitorizar lo que tus hijos hablan a través de su smartphone.

La sentencia ratifica en segunda instancia la emitida por un juez en primera. Establece que ambos padres tienen derecho a leer las conversaciones de sus hijos sin que esto suponga una violación de su privacidad, incluso si ambos progenitores están separados o divorciados y no se comunican mutuamente su intención de acceder a los chats.

Un caso particular: niños menores que dan su consentimiento

No obstante, hay que decir que la sentencia esconde un pero: puedes leer las conversaciones de WhatsApp de tus hijos, es legal, pero siempre que haya consentimiento. Este matiz se corresponde al caso particular que ha provocado este dictamen judicial, el de una madre divorciada que denunció al padre por revisar el WhatsApp de su hija.

En este caso concreto se trata de dos menores, una de ellas de nueve años de edad. Es particular porque en realidad la política de WhatsApp recoge que la edad mínima para utilizar su app es de 13 años, por lo que en realidad ambos padres estarían violando la política de este servicio permitiendo que sus dos hijos mientan al darse de alta.

De los dos niños que han protagonizado este juicio, uno de ellos se negó a facilitar la clave de acceso a su smartphone. Por este motivo, el padre no pudo leer sus chats. No está claro si acceder a ellos sin permiso del niño habría supuesto un delito de revelación de secretos.

Según la juez de la Audiencia Provincial de Pontevedra que ha llevado el caso, los padres "tienen la obligación de velar por ellos, educarles y procurarles una formación integral". En la sentencia se afirma que estas aplicaciones de mensajería "requieren atención y vigilancia de los progenitores para preservar la indemnidad de los menores" tal y como refleja El Mundo.

Ver ahora: