SMSlivräddare, un sms contra el paro cardíaco

sms corazón

El sistema sanitario sueco ha encontrado una forma eficaz de tratar con extrema rapidez a ciudadanos de Estocolmo con una posible crisis cardíaca. Este programa llamado SMSlivräddare (SMSSalvavidas) pone en contacto directo al afectado con personas formadas y entrenadas en resucitación cardiopulmonar.

Cuando un residente de Estocolmo marca el número de emergencias, el terminal envía automáticamente un mensaje de texto a todos los voluntarios que se encuentren a 500 metros de distancia de la persona que requiere un servicio de urgencia.

Los primeros minutos ante un paro cardíaco son cruciales. La probabilidad de sobrevivir a un ataque al corazón desciende un 10% por cada minuto que pasa sin ser atendido.

"Los servicios de emergencia, sobre todo los atendidos en ambulancia, tienen problemas en Estocolmo. En primer lugar no hay ambulancias suficientes y en segundo lugar, el tráfico en Estocolmo no es fluído, lo que obstaculiza la labor de las ambulancias" afirma el Doctor Mårten Rosenqvist.

Con este sistema, los voluntarios llegan antes que las ambulancias en el 54% de los casos. Gracias a una combinación de técnicas en las que se incluye el nuevo programa SMSlivräddare, la tasa de supervivencia tras un paro cardíaco ha ascendido de un 3% a un 11% en los últimos diez años. Además, allí el cuerpo de bomberos y el de policía también está formado para atender, si se hace necesario, cualquier emergencia de esta índole.

A día de hoy, ya se han registrado en el programa SMSlivräddare alrededor de 9.600 voluntarios residentes en Estocolmo y hay planes para seguir aumentando la matrícula. Alrededor de 200.000 suecos estan formados en Reanimación Cardiopulmonar (RCP) según estimaciones, con lo que el numero potencial de voluntarios puede aumentar de forma exponencial.

El servicio de voluntariado en atención sanitaria ya se llevaba a cabo en Estados Unidos, especialmente en las zonas rurales donde la atención ante una llamada de emergencia no es tan rápida como en la ciudad. El Doctor Ronseqvist tilda el proyecto como "único en el mundo".

Países como Escocia ya se están planteando llevar a cabo este programa para reducir el riesgo de muerte ante una crisis cardíaca.