Snowden sobre la privacidad en Google Allo: "No la uses"

Edward Snowden

Desde que filtró los datos sobre el espionaje de la NSA estadounidense y tuviera que darse a la fuga, Edward Snowden es toda una autoridad en materia de seguridad. Lucha una batalla constante contra los servicios que invaden la privacidad de los usuarios, especialmente contra Google. Sobre Allo, su nueva aplicación de mensajería, te advierte: “No la uses”.

Tiene razón Snowden en dudar sobre los ajustes de privacidad de Google Allo, y es que se sabe que la compañía almacena todas las conversaciones que no se produzcan en el modo incógnito. Éstas estarán disponibles para los cuerpos de seguridad en caso de solicitarlas, lo que da al traste con cualquier ilusión de independencia y privacidad en las comunicaciones.

En un principio, dijeron que Allo sería un servicio seguro y privado, aunque finalmente han dado marcha atrás en su propósito. La única garantía de confidencialidad es el cifrado que evita que tus mensajes sean leídos por terceras partes, más allá de Google.

Teniendo en cuenta que los servicios y aplicaciones de Google son prácticamente omnipresentes en Internet, es difícil escapar a su espionaje. Es una de las mayores compañías del mundo y sin duda la más poderosa. Basta pararse a pensar cuánto costarían todos los datos de sus usuarios en caso de estar a la venta.

Cómo descargar y utilizar Google Allo, el WhatsApp con asistente virtual

Para darse cuenta de cómo recopila tus datos Google Allo, sólo hay que observar el funcionamiento de Google Assistant, el asistente virtual que trae integrado. Puede “entrenarlo” respondiendo a preguntas, con el objetivo de hacerlo más inteligente. Sin embargo, la compañía se reserva el derecho a usar toda esa información para cerrar un mejor acuerdo con los anunciantes.

Google es una empresa que vive de vender publicidad ajustada al perfil de cada usuario. Esto no es un secreto y no pilla por sorpresa a nadie. Los anuncios que te aparecen al navegar por Internet responden a tus últimas búsquedas, y esto no es casualidad. Es un secreto a voces que las aplicaciones de Google recopilan tus datos o metadatos para venderlos, así que queda de tu parte decidir si participas en el proceso o no. Snowden alerta, pero no dice nada que no sepamos ya.