Twitter permite enviar vídeos y mensajes privados en grupo

 Twitter: ya envía vídeos y mensajes privados en grupo

La red social Twitter ha actualizado su plataforma con nuevas características. A partir de ahora, ya se pueden hacer conversaciones privadas en grupo y subir vídeos de hasta 30 segundos desde la propia aplicación.

Estas características de Twitter ya están disponibles en iOS 8 y Android. Los cambios nuevos con los que contará la red social, se han ido produciendo progresivamente después del anuncio que Twitter hizo con motivo de la implementación de nuevas características propias de cualquier red de mensajería instantánea.

Aunque estas nuevas opciones que Twitter ha incorporado, eran muy demandadas por los usuarios, la red social también ha pretendido con esto alejarse del exclusivo uso de microblogging e ir adquiriendo cada vez más un perfil "tipo" red de mensajería instantánea visto el éxito rotundo de WhatsApp Telegram o Line.

Las mejores herramientas para gestionar Twitter

La posibilidad de enviar mensajes directos en grupo en Twitter era una opción que hasta ahora sólo estaba permitido entre dos usuarios. Con #intratwitter ahora se podrán compartir mensajes de forma privada entre varias personas, pero para ello todos los integrantes deberán seguir obligatoriamente al usuario que haya iniciado la conversación, lo que abre la puerta a aumentar la masa de seguidores.

Además de esta nueva opción, Twitter ha incluido la posibilidad de grabar, editar y compartir vídeos de hasta treinta segundos directamente desde la aplicación para dispositivos móviles, algo que ya ofrecía su servicio Vine de forma nativa y que gracias a esta nueva característica de Twitter ya lo podrá hacer sin necesidad de plataformas externas.

Y es que la integración de vídeos dentro de Twitter cada vez esta más presente en las conversaciones entre los usuarios de las redes sociales. La velocidad alcanzada en telefonía móvil allana el camino para que este tipo de contenidos se popularicen aún más y ninguna red social debería escapar de esta realidad. Ni siquiera Twitter.