El "WhatsApp de la Policía" ahora es una aplicación llamada IMBox

El WhatsApp de la Policía se llama IMBox

La Policía Nacional ya no podrá seguir utilizando ni WhatsApp ni cualquier otra app de mensajería para mantener sus comunicaciones durante la jornada laboral. En lugar de eso, los agentes deberán utilizar IMBox, una app orientada al intercambio de mensajes entre profesionales. La orden viene dada por la dirección de la Policía, y prohibirá el uso de cualquier aplicación alternativa para la comunicación entre los agentes durante sus operaciones.

Hasta ahora, era frecuente que los agentes de la Policía Nacional recurrieran a aplicaciones como WhatsApp o Telegram para intercambiar información durante el desempeño de sus labores. Desde la dirección de este cuerpo han decidido poner fin a esta práctica alegando que de esta manera se impedirá que información sensible del cuerpo pase por los servidores de compañías ubicadas en Estados Unidos. La alternativa oficial será IMBox, que es una aplicación de pago que ofrece "un canal cifrado y seguro" para los agentes.

Tal y como recogen algunos diarios, la dirección de Policía ya ha empezado a distribuir instrucciones detalladas para que los agentes empiecen a instalar la aplicación de IMBox en sus dispositivos. En estas instrucciones se explica el funcionamiento de la aplicación, cuya interfaz no difiere en absoluto de lo que ofrecen alternativas tan populares como la propia WhatsApp. El manual tiene una extensión de 15 folios, e incluye respuestas a todas las preguntas que se le puedan plantear a un funcionario que hasta ahora venía utilizando alguna otra app de mensajería para sus comunicaciones profesionales.

10 actividades online que te pueden llevar a la cárcel

IMBox, la aplicación que a partir de ahora utilizará la Policía

En cualquier caso, IMBox está lejos de ser una aplicación creada expresamente por o para el cuerpo de Policía Nacional. Es una aplicación española que fue presentada hace años, y está disponible para su descarga -tanto en Android como en iOS- para todo aquel que quiera mantener conversaciones en el ámbito profesional. La aplicación es de pago, y en su página web podemos comprobar que los precios parten de los dos euros al mes por usuario.

En el momento de su presentación, el creador de la aplicación dijo que IMBox aportaba "un estándar de seguridad militar para usos civiles". Tal y como lo definía Fernando Calvo, fundador de la empresa, su servicio nació de la necesidad que existía entre algunos profesionales de disponer de "una especie de WhatsApp pero enfocado a las empresas que hiciera énfasis en la seguridad".

Entre las opciones adicionales que ofrece IMBox respecto a cualquier otra aplicación de mensajería se encuentra, por ejemplo, la posibilidad de almacenar las conversaciones en un servidor local. De esta forma, los mensajes no quedan guardados en algún servidor de un país remoto sino que van directos a los servidores de la empresa que administra la cuenta de los usuarios (labor que, en este caso, correspondería a la Policía).

Galería de fotosLos 10 peores virus informáticosver las 10 fotos

[Fuente: VozPopuli.com]