Whatsapp vuelve a ser gratuito

Whatsapp

La semana pasada se desataba la polémica y saltaban las alarmas cuando la más popular aplicación de mensajería instantánea anunciaba que todas las actualizaciones que se realizarán en dispositivos Android, Windows Phone y BlackBerry pasarían a costar 0.89 centimos. En principio, no es una cantidad desorbitada, ni mucho menos, pero la medida no gustó a los usuarios, que no estaban acostumbrados a pagar por un servicio que siempre ha sido gratuito, o, al menos, ha intentado parecerlo.

En realidad Whatsapp nunca ha sido gratis, símplemente se prorrogaba la licencia más allá del primer año de uso, se avisaba al usuario y símplemente se ampliaba sin más. Sin embargo sus desarrolladores decidieron hace unos días poner fin a este modelo de negocio y la aplicación comenzó a avisar a muchos usuarios de sus servicios con sistema operativo Android, Windows Phone y BlackBerry de que en un breve plazo de tiempo, su licencia expirararía si no pagaban 0,89 céntimos anuales. El cobro, eso si se podía realizar a través de Google Wallet o Pay Pal.

Tal ha sido el revuelo causado por la medida tomada, que finalmente Whatsapp se ha visto obligado a replantearse esta medida y, por el momento, vuelve a restaurar de forma gratuita los permisos de renovación de la app. Algunos usuarios que decidieron no pagar aseguran que vuelven a tener el servicio de mensajería operativo, mientras que aquellos cuya licencia expiraba en los próximos días ha sido renovada automáticamente. Falta por saber qué ocurrirá con el dinero de aquellos que finalmente abonaron la cantidad para restaurar el servicio de mensajes, y no son pocas voces que exigen la devolución de su dinero.

Lo cierto es que la presión de los usuarios y la feroz competencia de otras aplicaciones de mensajería instantánea gratuitas y muy eficaces, como Line, que ya ha superado los 100 millones de usuarios, o Spotbros, ha hecho que, por el momento Whatsapp se replantee cobrar a sus usuarios.