YouTube ahora permite reproducción a 60fps en iOS y Android

Youtube permite la reproducción a 60fps en iOS y Android

YouTube ha decidido añadir la posibilidad de ver vídeos en 60fps desde dispositivos móviles con sistemas operativos iOS y Android.

Esta opción llega ocho meses después de que YouTube decidiera incluir la reproducción a 720p o 1080p a 60fps en su reproductor web, sin embargo las aplicaciones en smartphones y tablets aún no contaban con esta esperada característica.

Para empezar a disfrutar de los vídeos a 1080p y 60fps no es necesario hacer nada. La aplicación añade la nueva función sin necesidad de que el usuario tenga que actualizar la app de YouTube.

Suscríbete a nuestro canal

Lo único que hay que hacer es iniciar el vídeo que queremos ver, ir al botón de opciones, clickar en "Calidad" y elegir la opción deseada, en este caso "720p60" o "1080p60". Si estáis leyendo esto desde un teléfono o tablet y queréis comprobar lo bien que se ven los vídeos con esta nueva característica, aquí os dejamos un vídeo gameplay de Far Cry 4:

Con las novedades que están incluyendo otras aplicaciones como Twitch, era de esperar que esta característica acabara llegando lo antes posible a la app de YouTube, y es que son muchas las mejoras que los 60fps llevan al mundo del vídeo, principalmente en películas y en videojuegos.

Nosotros hemos probado desde un móvil LG G3, con el vídeo que hemos incluido arriba y con la opción "1080p60". Nos hemos encontrado con un vídeo muy fluido y de gran calidad, aunque es importante destacar que no cualquier smartphone es capaz de hacer funcionar vídeos de YouTube con esa calidad.

Facebook vigilará en qué vídeos subimos el volumen o maximizamos la pantalla

Esta no es la única novedad que YouTube ha ido incluyendo en los últimos meses, después de haberlo intentado con los vídeos en 3D (pese a su escaso éxito) y de haber implementado la reproducción en calidad 4K.

Destacable también la llegada de algún vídeo con calidad 8K, aunque la utilidad de esa clase de contenidos está muy lejos de llegar para el usuario medio de Internet.

 

Fuente: TechCrunch