Skip to main content

En China ya están produciendo series en formato vertical para consumir desde el móvil

entretenimiento

08/08/2019 - 10:13

A lo largo de la historia la televisión ha ido cambiando de formato según lo ha ido necesitando y según ha ido mejorando su tecnología, de hecho es por ello por lo que hoy en día nos encontramos con películas o series antiguas que necesitan varias franjas negras a su alrededor para encajar en el formato actual de nuestros televisores. 

En los últimos tiempos a este conflicto se han sumado los móviles y nuestra afición a grabar con ellos en vertical, y es que al gran electrodoméstico que preside nuestros salones le ha salido un serio competidor: el smartphone

Ya sea por la calle o en casa, los móviles son ahora una gran fuente de usuarios que consumen todo tipo de contenidos multimedia y las productoras se están empezando a dar cuenta, sobre todo en China donde ya están emitiendo series producidas específicamente en formato vertical.

La guerra del streaming se va cobrando víctimas en forma de series

Es un nuevo género en sí mismo, ya que productoras com The iQIYI Vertical Zone han creado su propio lenguaje visual y formas de enganchar al público con historias rápidas y muy cortas de sus producciones. Son una mezcla entre un cómic, un sketch y un cortometraje

Los episodios pueden durar apenas cinco minutos, y se trata de contenidos en los que se entremezclan chistes a gran velocidad para dejar con más ganas al espectador. Un público acostumbrado a un contenido más largo pero que cada vez recurre más a vídeos cortos a través de internet. 

Los planos deben ser rápidos a la vez que la trama avanza, y para no marear mucho al público se utilizan recursos como, por ejemplo, mostrar fragmentos de la pantalla como si de un cómic o un contenido manga se tratará. Un ejemplo de estos es la siguiente escena de una cita.

via GIPHY

Este nuevo formato se puede adaptar a todo tipo de historias, pero sus creadores se decantaron por la comedia por la necesidad de contar una historia con un ritmo rápido y sencillo, los dramas requieren de más tiempo y un ritmo más lento, aunque no siempre. 

Elementos como los diálogos internos de los personajes o los cambios bruscos de acontecimientos resultarían incómodos para este formato que necesita mostrar la menor información posible de la historia en poco tiempo para no saturar ni perder al espectador, pero que la narrativa siga teniendo sentido.

via GIPHY

Aún así, la temática abarca todos los gustos, desde viajes en el tiempo, ideas tan futuristas como el control mental o una sencilla cita a ciegas que no sale bien. Además se incluyen subtítulos por si el espectador está viendo el contenido en un lugar donde no puede escucharlo. 

De esta manera, los espectadores pueden verse la temporada entera en menos de media hora, consiguiendo un resultado de éxito y visitas mucho mayor del que conseguirían en un formato más tradicional. Quién sabe si Netflix o HBO se acabarán sumando a este nuevo estilo.

Ver ahora: