Skip to main content

Disney va a cerrar 100 canales para impulsar Disney+, una estrategia que también afectará a España

Disney+

Depositphotos

27/05/2021 - 10:30

Disney va a aumentar la apuesta por su plataforma y cerrará un centenar de canales para concentrar contenido en ella.

Hace más de un año no podía predecirse que las plataformas de streaming iban a lograr tanto éxito que arrasarían con otro tipo de industrias. La lucha es tal en este momento que ya no se duda en comprar gigantes de la historia del cine para hacerse con su contenido, como Amazon ayer con MGM, o cerrar un centenar de canales. Todo sea por conseguir aumentar suscriptores.

El caso de Disney parece el mejor ejemplo y va a aumentar el ritmo con el que está cerrando canales internacionales para centrar su contenido e inversión en Disney+. Según ha informado Bloomberg, cerrará en los próximos meses al menos 100 canales más.

El objetivo de todo este movimiento lo ha resumido Bob Chapek, director ejecutivo de Disney, al informar que "la mayoría del contenido irá a Disney+" en un cambio en el modo de ofrecérselo al usuario. Hay que adaptarse a los tiempos, parece indicar.

Ahora el usuario quiere ver las películas y series a su ritmo, cuando le apetece, no amoldar su tiempo al mismo canal. Para conseguir esto se encuentra Disney+, a donde llegarán las series, programas, reality shows e incluso en algunos casos el deporte, y en la mano de los espectadores se encontrará el cómo verlo.

Todavía no se han detallado qué canales son los que se sacrificarán para los no suscriptores de Disney+, pero todos han señalado en un primer momento a FOX. En España se puede encontrar en algunas plataformas, como puede ser Movistar+, y cuenta con unas cuantas series que triunfan y después son compradas por otros servicios.

Repetimos que Disney no es la única empresa con esa intención y mismamente con el lanzamiento de HBO Max están realizando una apuesta similar. Disney y AT&T son dos gigantes del entretenimiento cuyas decisiones pueden afectar a los televisores de casi todo el planeta, y ambas están apostando al máximo por sus servicios de streaming, aunque sea con medidas no demasiado populares.