Skip to main content

Netflix tiene una nueva serie de crímenes que está arrasando

Misterios sin resolver

Netflix

07/07/2020 - 13:14

Llega a Netflix una nueva serie de crímenes. Se trata de la nueva Misterios sin resolver, una docuserie que rescata el formato de la serie de los 80 y la adapta a los nuevos tiempos con cámaras mejores, un formato más "de entretenimiento" y casos algo más recientes. Detrás están tanto los creadores de la serie original como el productor de Stranger Things, y es un auténtico pelotazo.

Con 14 temporadas, en 2013 se cerró la etapa de la serie Misterios sin resolver. Más de 580 episodios en los que se investigaban crímenes, casos sin resolver y asuntos paranormales narrados que consiguieron unas altas cuotas de audiencia. Ahora, Netflix rescata el formato con el productor de Stranger Things tras él. Y sí, parece que gusta.

El género del documental se le da especialmente bien a Netflix. Además de interesantes (el de Jim y Andy es obligatorio) casi siempre se colocan en el top de los contenidos más populares de Netflix en su estreno. Precisamente, lo mismo ha ocurrido con la nueva Misterios sin resolver, la nueva serie de crímenes de Netflix que se ha colocado en el top 10.

En seis episodios de entre 40 y 55 minutos de duración, la nueva Misterios sin resolver nos cuenta casos de desapariciones, terribles asesinatos y algunos temas paranormales en un formato de docuserie que, como nos tienen acostumbrados desde Netflix, está excepcionalmente grabado. 

Y no podía ser para menos estando detrás los nombres que están... Y es que, los creadores de la serie original están en el proyecto (John Cosgrove y Terry Dunn) acompañados por uno de los productores de Stranger Things, Shaw Levy. 

Si juntas que el tema de crímenes funciona muy bien en Netflix y que Levy es una máquina de crear audiencia (y dinero), el resultado es que Misterios sin resolver se cuele en los tops de lo más popular de Netflix. En el momento de escribir estas líneas está en el puesto 7 en España, de hecho.

La serie es adictiva y, con su formato, consigue que nos metamos de lleno en la trama, animándonos a resolver enigmas que... bueno, que no tienen respuesta, pero que hacen que nos preguntemos cosas y queriendo más capítulos aun sabiendo que no es una serie de ficción. Pero bueno, la "magia" de Netflix en esto de crear suspense en docuseries.

Parece que tendremos más episopdios, pero si se os queda corta, recordad que tenéis el Caso Alcasser, Las cintas de Ted Bundy o La desaparición de Madeleine McCann en la plataforma, así como otros cuantos contenidos (entre series, películas y documentales) de temática similar basados en casos conocidos. Bueno, y Tiger King, claro.