Skip to main content

El origen español del polémico VAR, que se estrena en la Liga española

VAR

27/07/2018 - 21:10

Unos dicen que destruye la salsa del fútbol. Otros, que al fin triunfa la justicia. Cuando hablamos de fútbol, la unanimidad es una quimera. El VAR se estrena en la Liga española el próximo 17 de agosto. Tanto en su versión oficial como en la oficiosa, tiene origen español.

¿Pero qué es el VAR? El Árbitro Asistente de Vídeo se compone de un grupo de cámaras que graban los partidos desde todos los ángulos. La imágenes llegan a una sala en donde tres árbitros, en contacto con el árbitro principal, revisan las jugadas polémicas: penaltis, goles dudosos, etc., ayudando al árbitro a tomar una decisión. Además se utiliza un balón inteligente con varios sensores que permiten saber con una exactitud del 99%, si el balón traspasa la línea de gol.

Tienes más información sobre cómo funciona el VAR en este vídeo de nuestra compañera Ana Muñoz:

El VAR tiene origen español. Ha sido desarrollado oficialmente por los ex-arbitros de fútbol Pierluigi Collina, Roberto Rosetti, y Carlos Velasco Carballo.

Pero hace más de 20 años otro español, el prestigioso inventor Antonio Ibáñez de Alba, patentó un sistema muy similar. Lo hizo mientras trabajaba para una empresa de Mario Conde, así que ahora esta patente pertenece al ex-banquero.

Antonio Ibáñez de Alba es un ingeniero industrial que ha trabajado en la NASA y tiene más de 200 patentes, con las que ha ganado varios premios mundiales. Entre ellas se incluyen las 50.000 palmeras artificiales que se instalaron en el desierto de Libia para condensar el agua, el túnel transparente que permite circular al AVE de la Meca incluso aunque haya tormentas de arena, o el agua de piscina que evita que las personas se ahoguen, ya que flotan en ella. Es completamente natural, e incluso se puede beber. Aquí vemos al propio inventor, probándola:

VAR

Ya se utiliza en numerosos hoteles e instalaciones públicas.

En 1995, unos meses después de la dramática eliminación de España en los cuartos de final del Mundial 94, cuando Tassotti le rompió la nariz en el área al actual seleccionador español Luis Enrique y el árbitro no vió nada, Antonio Ibáñez de Alba patentó un sistema muy similar al VAR. Se trataba de una serie de cámaras que graban el juego desde todos los ángulos. Unos árbitros veían el juego desde un monitor y avisaban al árbitro principal mediante un dispositivo con colores que indicaban si era o no penalti, gol, etc. El balón también tenía sensores para saber si había cruzado la línea de gol. Básicamente igual que el actual VAR, pero sin parar el juego.

¿Sabías que los equipos de fútbol ya tienen tienda oficial en Amazon?

Antonio Ibáñez sabe que reclamar la patente servirá de poco. En 2008 informó a Adidas de que él había inventado el balón inteligente ocho años antes que ellos, y lo único que consiguió fue perderse en un laberinto jurídico. Pero si le gustaría que, al menos, la FIFA reconozca su autoría como precursor, e incluso inventor del actual VAR.

Será difícil que lo consiga...