Skip to main content

Por qué la última serie de Netflix te revolverá por dentro

Creedme

23/09/2019 - 12:28

Actualmente, Netflix tiene un ritmo de lanzamientos que resulta insostenible para cualquier otra plataforma de vídeo por streaming. Cuenta con muchas series y películas de calidad cuestionable, pero otras valen mucho la pena, y en 2019 tenemos grandes ejemplos. Ahora ha llegado Creedme, y es la nueva serie de Netflix de la que todo el mundo está hablando. Y con razón.

Hay tres géneros que Netflix explota con resultados muy desiguales. La ciencia ficción (con joyas como Love Death + Robots y auténticos desastres como I-Land), el terror (con obras tan interesantes como Marianne, que también está causando furor, y Typewritter) y el drama social.

Dentro de este género, tenemos series como Por trece razones, que lo trabaja regular, por ser suaves, en su tercera temporada; Así nos ven, que es una auténtica maravilla; Arenas movedizas, que tampoco está nada mal; y Creedme, la nueva serie de Netflix que debería ser de obligado visionado para todos los usuarios de la plataforma.

De nuevo, es una serie basada en un hecho real, en una violación, concretamente. Nos habla de los crímenes de un violador en serie que violaba a mujeres que vivían solas, las fotografiaba y se llevaba un trofeo, entre otras atrocidades. Sin embargo, se centra en Marie, una de las víctimas de violación que vivió dos infiernos: el de la propia violación y el de la presión posterior tanto por parte de los medios como por la de la propia policía.

Creedme es de esas series que, como Así nos ven, consiguen ponernos de mal cuerpo, y que también hace que la rabia empiece a acumularse en el interior. Vemos cómo la policía empieza a cuestionar a la joven, presionándola para que cuente la versión que quieren oír, la de que se lo ha inventado todo. A través de diferentes irregularidades y contradicciones en su denuncia, los policías lograron acusar a la joven de que se lo había inventado todo, ya que lo único que quería era atención.

Llegados a este punto, podemos pensar que, como en Así nos ven, se busca poner a la policía en la picota debido al poco tacto y, sobre todo, profesionalidad que mostraron. Sin embargo, Netflix lo hace muy, muy bien en esta ocasió. Al contrario que en otras producciones de la plataforma, no muestran la violación de manera explícita, y tampoco deja a los policías como los malos de la película, sino como funcionarios que solo querían rellenar la ficha y no meterse en problemas.

Pensaréis que, por eso mismo, son los malos de la película, pero eso es algo que Netflix deja en el lado del usuario y que, además, muestra las irregularidades del sistema. Claro está, también que hay quienes intentan cambiar las cosas, como las investigadoras Grace y Karen, que deben luchar contra el sistema machista de dentro de la policía para intentar que la joven tenga justicia, aunque su vida ya se ha derrumbado.

Creedme es una serie modélica, y si tenéis Netflix, ya estáis tardando en echarle un ojo.