Skip to main content

Amazon despide al repartidor que fue pillado infraganti robando una PS5

PS5 robada

27/11/2020 - 19:23

Una familia en Reino Unido ha denunciado que un repartidor de Amazon se ha quedado con su consola PS5, y lo mejor de todo es que lo tienen grabado. Amazon finalmente ha despedido al repartidor.

Uno de los momentos donde más nervios se pasan es cuando estás esperando la recepción de un paquete que te traen por mensajería urgente, y con la salida de PS5 ha pasado algo que muchos se temían: el paquete nunca llegó porque directamente el repartidor se lo ha quedado.

Muchos usuarios confiaron en Amazon, y su trato posventa, para la realización de la reserva de la PlayStation 5 “asegurándose” de esta manera recibir el sistema sin ningún tipo de contratiempo. Sin embargo, para el lanzamiento de PS5 el pasado 19 de noviembre, no han sido pocos los ejemplos en los que Amazon ha estado, lamentablemente, involucrada, y para mal.

No obstante ha habido otros clientes que han recibido otros productos completamente diferentes como latas de comida para gatos, o incluso otros que directamente no han recibido nada. Sea como fuere, una nueva historia nos llega desde Reino Unido, donde una familia consiguió grabar con las cámaras de seguridad de su propia casa lo que jamás debería hacer un repartidor de Amazon: quedarse con el paquete del destinatario.

Esto le ha pasado a una familia de Bicester (Reino Unido), donde la madre Jenni Walker, consiguió reservar una consola PS5 para su hijo que cumplía 16 años justo el día de lanzamiento el pasado 19 de noviembre. Tal como recoge el medio británico Eurogamer, en las imágenes grabadas con una cámara de seguridad del domicilio, se muestra al repartidor entregando varios paquetes en la casa, pero curiosamente sacando el paquete grande de PS5 de la furgoneta para volverlo a introducir, sin entregarlo.

La familia ha subido a redes sociales el vídeo, donde se ve que el repartidor de Amazon no estaba haciendo bien su trabajo. Tras poner en Twitter el caso, la familia acudió en persona a las oficinas de Amazon más cercanas para mostrar el caso con las imágenes de su empleado. Tras lo sucedido, Amazon inicialmente había dado ciertas esperanzas a la familia de que reemplazarían la consola por otra, pero posteriormente lo único que pudieron hacer es entregar un cheque regalo de 50 libras por las molestias, y evidentemente hacerles el reembolso económico de una consola que jamás recibieron.

Poco después, el medio del Oxford Mail publicó un comunicado de Amazon donde se informaba que la empresa había despedido al repartidor. “Tenemos estándares muy altos sobre cómo deben servir nuestros repartidores a los consumidores”, sentencia Amazon.

No hay palabras para expresar lo enfadada que estoy. Entiendo perfectamente que esto es un problema del primer mundo, y teniendo en cuenta que estamos en una pandemia mundial no es el asunto más importante. Pero que pase en el cumpleaños de mi hijo resulta increíblemente cruel”, señala la madre, Jenni Walker.