Skip to main content

La inteligencia artificial ya es capaz de ganar incluso a equipos enteros en DOTA2

26/06/2018 - 11:02

Las máquinas han pasado de retar a los humanos en juegos de mesa como el ajedrez o el Go, a entrar de lleno en el mundo de los videojuegos.

El año pasado, la tecnología de OpenAI ganó al campeón Dendi, en un partido de exhibición del torneo The International, donde los campeones de DOTA2 compiten por un premio de 21,8 millones, el más grande hasta la fecha en los eSports.

Ahora la compañía fundada por Elon Musk, el mismo que asegura que la inteligencia artificial provocará la III Guerra Mundial, y Sam Altman, ha anunciado un nuevo hito, la formación de un equipo de agentes inteligentes capaz de vencer en el DOTA2 al uno por ciento de los jugadores amateurs.

Los videojuegos favoritos de Elon Musk

Los enfrentamientos son de 5v5, lo cual requiere una mayor coordinación y planificación que en un uno contra uno. En cada momento del partido el equipo de bots eligen las maniobras entre 1.000 acciones diferentes a la vez que procesan 20.000 puntos de datos que representan lo que está sucediendo en el juego.

Es cierto que aún no están preparados para competir con los mejores jugadores, pero esto no le quita importancia al avance. Como explican desde la compañía, su motivación no se basa únicamente en hacer más emocionante los videojuegos, sino que las habilidades que adquieren las máquinas con estos desafíos sirven después para solucionar complejos problemas del mundo real, como por ejemplo la administración de la infraestructura de transporte de cualquier ciudad.

El método que han seguido los desarrolladores ha sido el aprendizaje de refuerzo. Los bots entran en un entorno virtual donde aprenden por sí mismos a lograr objetivos gracias a l táctica prueba-error. Las funciones de recompensa, por ejemplo puntos por matar a un enemigo, ayudan a los agentes a fijar los objetivos y las acciones más adecuadas.

Durante meses, las máquinas de OpenAI jugaban todos los días 180 años del juego a alta velocidad. Si un jugador humano tarda entre 12.000 y 20.000 horas de juego en convertirse en profesional, la tecnología de OpenAI estaría jugando al día unas 100 veces más lo que puede llegar a jugar un humano en toda su vida, ha explicado Greg Brockman, CTO de OpenAI, a The Verge.

Esta comparativa demuestra la cantidad de trabajo que le queda a la inteligencia artificial por delante. Aunque cuenta con algunas ventajas como los tiempos de reacción mucho más rápidos o el acceso a datos como inventarios de los elementos, la salud de los héroes y la distancia entre objetos en el mapa, por ejemplo. Los humanos deben comprobar manualmente esta información o confiar en su instinto para valorar distintas acciones.

De momento las máquinas han ganado cuatro partidas de las cinco que que han jugado contra equipos amateur y semipro, la quinta quedó en empate. El siguiente objetivo es la cita de este año en The International que empieza el 20 de agosto.

Tags:

#Destacado

Ver ahora:

Te recomendamos