Skip to main content

Microsoft anuncia DirectX 12 Ultimate, para añadir a los PCs la tecnología de Xbox Series X y PS5

Microsoft

22/03/2020 - 21:36

Microsoft ha anunciado el lanzamiento, en colaboración con NVIDIA y AMD, de DirectX 12 Ultimate, una actualización del API gráfico de Windows 10 que añadirá las tecnologías de Xbox Series X y PS5 a los juegos de PC.

En realidad toda la tecnología que incorporará la nueva generación de consolas proviene del PC gaming, pero para reducir los costes al máximo las consolas desarrollan diferentes trucos que permiten mejorar los gráficos con un mínimo consumo de recursos. O diseñan nuevas técnicas gráficas, como hizo Sony con la resolución variable que se adapta en tiempo real.

DirectX 12 Ultimate es una actualización del API gráfico de Windows 10 que estandariza todas las nuevas tecnologías, incluyendo las que faltan en PC, para que los juegos multiplataforma de nueva generación sean fáciles de adaptar de las consolas al PC, y viceversa.

DirectX 2 Ultimate estrena cuatro nuevas tecnologías: mejoras en el ray tracing, sombreado de mallas variable, tasa de sombreado variable, y retroalimentación de muestreo.

Aunque DirectX 12 ya soporta ray tracing (trazado de rayos) desde hace más de un año, en la versión Ultimate se van a incluir mejoras que permiten aplicar ray tracing consumiendo menos recursos. El trazado de rayos es una tecnología que mejora el realismo de la luz y los reflejos en los juegos.

Con el sombreado de mallas variable los juegos podrán cambiar el número de triángulos que usan para generar los gráficos en ciertas partes de la escena, en función de que los objetos estén más o menos alejados de la vista del jugador.

De manera similar, la tasa de sombreado variable permite a los desarrolladores aplicar más o menos sobreado a objetos y escenarios, en tiempo real, según lo importante que sean para ambientar la escena.

Por último, la retroalimentación de muestreo analiza los píxeles que no cambian entre cuadro y cuadro de imagen, y no los actualiza. De esta forma se pueden generar más cuadros por segundo (fps) sin sobrecargar a la GPU.

Estas nuevas tecnologías están enfocadas a las últimas tarjetas que han salido al mercado, pero es compatible con todas las anteriores. Si alguna placa antigua no puede aplicarlas directamente no las usará, pero el juego seguirá funcionando perfectamente.