Skip to main content

Microsoft introduce un Caballo de Troya en sus consolas Xbox

Xbox Cloud Gaming

24/08/2021 - 22:19

El juego en la nube llega a las consolas Xbox, una paradoja teniendo en cuenta que tienen hardware suficiente para ejecutar esos juegos en modo local. ¿Qué es lo que busca Microsoft con este movimiento?

No es ningún secreto que el juego en la nube aspira, más tarde o más temprano, a jubilar a las consolas y el PC gaming, igual que Netflix, Spotify y compañía casi han extinguido el mercado de DVDs o Blu-ray, o las descargas digitales de películas y música.

La propuesta tiene sentido como una forma de jugar a videojuegos de PC o Xbox en un hardware que no tiene potencia para ello, o usa otro hardware y otro sistema operativo diferente, como un móvil, una tablet, una tele, un PC viejo, etc.

Microsoft ha anunciado hoy en la Gamescom, cuya presentación de nuevos juegos puedes seguir en HobbyConsolas, que Xbox Cloud Gaming llegará a las consolas Xbox One y Xbox Series S/X a final de año. Pero aquí hay una diferencia importante: una Xbox Series X (Análisis) tiene potencia suficiente para ejecutar todos los juegos en modo local, la mayoría a 4K. ¿Qué sentido tiene jugar en la nube en un hardware que te permite hacerlo en local? Vamos a verlo.

En primer lugar, hay que aclarar que el juego en la nube solo estará disponible en su suscripción Xbox Game Pass Ultimate, que hay que pagar aparte y que incluye unos 100 juegos. Por tanto, al menos al principio, no estará disponible todo el catálogo Xbox.

Otra diferencia es que los juegos en la nube funcionarán a 1080p y 60 fps, mientras que si los instalas en modo local podrás jugar a 4K en los juegos que lo permiten.

La idea de Microsoft es que los usuarios puedan probar los juegos en la nube antes de decidir si los quieren descargar e instalar.

También permitirá ahorrar espacio en el disco duro, pues se podrá jugar a los juegos completos en la nube, al instante y sin ocupar espacio.

Sin duda es un funcionalidad interesante y muy práctica, que será bien recibida por los jugadores. Pero es fácil ver cuáles son las intenciones a largo plazo: probar la estabilidad y el rendimiento de xCloud, e ir a acostumbrando a los jugadores a jugar en la nube, en lugar de en modo local.

A las compañías les interesa prescindir de las consolas o el hardware local: se ahorran costes en su fabricación y distribución, y los jugadores no tienen que gastarse 400 o 500 euros en una consola, mucho más en un PC gaming. Así que es más fácil que se suscriban. Google Stadia o Amazon Luna ya han tomado ese camino.

Microsoft está apostando fuerte por la nube porque sabe que tiene una ventaja competitiva con respecto a Sony y Nintendo: su potentísima nube Azure, que ni Sony, ni aún menos Nintendo, pueden construir, porque se sale de su presupuesto. Y por eso quiere llevar xCloud a todos los dispositivos... incluyendo las consolas de Nintendo y Sony, como ya ha propuesto alguna vez Phil Spencer.

Los servicios en la nube tienen sus ventajas y son muy útiles en ciertos escenarios, pero son servicios en donde las compañías obtienen todo el poder sobre los jugadores, ya que ellas son las que poseen los juegos, y solo se puede jugar mientras pagues la suscripción. Si no pagas, no puedes jugar a nada. Además quitan y ponen contenido en las suscripciones, sin que los usuarios puedan decidir nada.

Son una gran opción, pero la polémica surgirá si en unos años jugar en la nube se convierte en la única opción, como ocurre hoy en día con el streaming de series y películas, que ha arrasado con todo lo demás.

Veremos cual es el futuro que se impone. Microsoft sigue argumentando que no quiere jubilar a las consolas, sino llevar los videojuegos a la gente que no tiene un PC gaming o una consola.

¿Realmente será así, o al final ocurrirá algo similar a lo que ha ocurrido con las series, que ya son imposibles de comprar en físico o en descarga digital, y solo puedes verlas pagando una suscripción?

Xbox Series S

Xbox Series S

Xbox Series S es la consola digital de Microsoft, una Xbox que comparte catálogo y muchas características de Xbox Series X, pero menos potente y enfocada a los servicios como Game Pass.

Y además