Skip to main content

Ninja, el streamer de Fortnite más popular, tiene un problema con las mujeres gamers

Fortnite

16/08/2018 - 17:07

Con más de 16 millones de suscriptores en YouTube, más de 10 millones en Twitch, y más de 3 millones en Twitter. Tyler "Ninja" Blevins es uno de los influencers más populares de Internet. Se hizo famoso hace unos meses con sus sesiones de streaming de Fortnite en Twitch.

Ninja lleva envuelto todo el fin de semana en una enorme polémica tras reconocer que no hace streamings con mujeres gamers porque los rumores malintencionados de posíbles coqueteos o gestos cariñosos podrían poner en peligro su matrimonio. Como es lógico, las reacciones no se han hecho esperar. Desde los que piden respetar su decisión, a quienes le acusan de fomentar la discriminación de las mujeres gamers.

Aqui le puedes ver jugando una partida de Fortnite con el famoso rapero Drake, que por cierto le pagó 5.000 dólares por ayudarle a ganar en una partida de Fortnite:

La decisión de Tyler "Ninja" Blevins es respetable, porque la vida personal y sentimental de una persona es lo primero. Pero parece que vivimos en una época en la que nadie acepta sus responsabilidades, y se ve como algo normal hacerse inmensamente rico mientras se da la espalda a la parte mala de ese negocio que te está haciendo multimillonario. Aunque esa decisión de ponerse la venda en los ojos perjudique a muchas personas.

Hace unos meses, con la mitad de seguidores, Ninja ganaba 500.000 dólares al mes simplemente haciendo streamings de Fortnite. Ahora que es famoso, tiene el doble de seguidores y participa en campañas publicitarias, seguro que la cifra se ha multiplicado por tres y por cuatro.

Eres famoso y ganas millones porque te beneficias de la parte buena de las redes sociales (te pagan si la gente ve tus vídeos), pero no aceptas la parte mala del negocio (que la gente cotillee sobre tí), haciendo daño a un colectivo, el de las mujeres gamers, que son a menudo ninguneadas y vejadas en Twitch y YouTube. Me recuerda a la decisión de Valve, que gana miles de millones con Steam, pero no va filtrar los juegos que publica porque "no nos gusta hacer de polícia". Parece que esta de moda quedarse con el dinero, y no asumir las responsabilidades que conlleva ganar ese dinero.

Tyler "Ninja" Blevins, de 20 años, está casado con Jessica "JGhosty" Blevings, que también es su manager. Hace unos días celebraron el primer aniversario de boda:

La decisión de Ninja de no hacer streamings con mujeres gamers es sorprendente. Él lo explica así en una entrevista en Polygon:

"Si tengo una conversación con una streamer chica y hay un mínimo indicio de coqueteo, eso va aparecer en innumerables vídeos que lo van a usar como clickbait (gancho) para ganar visitas".

Es decir, me quedo con lo bueno de las redes sociales (hacerme multimillonario), y doy la espalda a todas las mujeres gamers porque no acepto la parte mala de las redes...

Es como si el presentador más famoso de la televisión se niega a presentar un programa con una mujer para que no incomoden a su esposa con cotilleos y preguntas, o un actor se niega a actuar con mujeres por la misma razón. Pero eso sí, páguenme mis millones de dólares...

Cómo instalar Fortnite en cualquier móvil Android

Como es lógico, muchas mujeres gamers que a menudo se ven menospreciadas en los comentarios de sus vídeos, se han quejado de que esta decisión solo sirve para fomentar el estereotipo de que las chicas usan sus encantos para ganar seguidores, y no se las ve como un gamer más sino como mujeres que juegan a videojuegos.

Ninja ha aclarado que con su decisión precisamente quiere evitar que las mujeres que hubiesen participado en sus streamings sufran ese acoso y esos rumores infundados contra los que luchan. Pero la forma de hacerlo no parece la más adecuada.

Hay vida más allá de Fortnite: estos son los juegos rebajados en Amazon

No se puede intentar evitar una discriminación, con una discriminación aún mayor. La decisión de Ninja de no jugar con mujeres gamers supone participar en esa segregación que muchas de ellas sienten, porque no son tomadas en serio cuando juegan online o hacen streamings.

Ser el streamer más famoso del momento conlleva una responsabilidad. Ganar millones en Twitch y YouTube tiene un peaje, que consiste en aceptar no solo lo bueno, sino también lo malo del negocio. Es el precio que hay que pagar por ambas cosas (ser famoso y ser multimillonario), especialmente en un mundillo en donde todo se basa en exponerte a la gente.

Tags:

#Fortnite