Skip to main content

El sexo es malo, la violencia es buena

The Witcher 3

23/05/2018 - 21:15

Siempre me ha resultado extraña la doble moralidad de los videojuegos.

La violencia extrema es aceptable y divertida. Pero el sexo es tabú, incluso aunque tengas más de 18 años y el juego lleve una calificación de edad para mayores de 18 años.

Para mí no es una cuestión personal. La violencia en los videojuegos me aburre, y tampoco me llama especialmente la atención jugar a juegos eróticos o pornográficos. Pero este doble rasero de la industria cada vez resulta más insostenible. Aunque desde luego, no es nada nuevo...

Asi se censuraba en 1987:

Juegos eróticos

Puedes abrirle el pecho a un monstruo con tus propias manos y extraerle el corazón aún palpitante, mientras le aplastas el cráneo de una patada a un troll tendido a tus pies. O torturar sádicamente a un pobre desgraciado, en una agónica escena que dura minutos, y en donde tienes que usar todo tipo de instrumentos. Pero si aparecen un par de tetas sin censurar e insinuaciones sexuales en los diálogos, tu juego puede ser expulsado de Steam.

Juegos eróticos

MangaGamer, Lupiesoft, Huniepot y otros desarrolladores de videojuegos eróticos, principalmente visual novels, algunos de ellos vendiéndose en la plataforma durante años, han recibido un mensaje de Steam indicando que sus juegos van a ser revisados y podrían ser retirados de la tienda, tras recibir "denuncias de pornografía".

Pero "pornografía" es una palabra muy genérica que tiene diferente significado según cada persona, y estos juegos han pasado un riguroso sistema de control de Valve. Tienen diálogos sexuales y situaciones eróticas, cierto, pero con calificaciones de edad acordes con su temática: la mayoría son para mayores de 18 años. Además ya están censurados en Steam. No muestran genitales ni escenas de sexo, como mucho el pecho de mujeres y hombres. Aunque en algunos casos los desarrolladores ofrecen en su web un parche para quitar la censura.

Si cumplen las normas de Steam, ¿por qué reciben un mensaje amenazando con echarles? Sencillamente, no lo saben:

En contraste, los juegos violentos dominan las listas de los más jugados. God of War, el juego más vendido del momento (y uno de los mejores juegos de los últimos años) contiene brutales escenas de muertes, a pesar de que son menos gore que en anteriores títulos de la saga:

Juegos como Far Cry 5 o GTA V, que lleva casi 100 millones de unidades vendidas, se apoyan en la violencia para vender. De hecho la mayoría de los juegos más vendidos te exigen matar a alguien para ganar.

No estoy criticando la violencia extrema en los videojuegos, sino lo chocante que resulta que esa violencia se vea como algo divertido y natural, y en cambio el sexo es un tema prohibido incluso en juegos para mayores de 18 años.

Por supuesto, es algo que no solo ocurre en los videojuegos. También pasa en el cine o los comics. Y no es casualidad. Sus industrias están dominadas por las compañías americanas, y todo esto no es más que el reflejo de la mentalidad americana, una sociedad en la que cualquiera puede comprar un arma, pero el sexo es tabú en los medios mainstream. 

Curiosamente, algunos juegos occidentales tienen abundantes escenas sexuales, en donde se pueden ver personajes completamente desnudos en escenas explícitas de sexo (sin mostrar los genitales ni el acto sexual). ¿Quién puede olvidar la mítica escena del unicornio en The Witcher 3?

Todos los juegos que Valve ha amenazado con retirar de Steam, son juegos eróticos inspirados en el manga. Y aquí entra en escena el choque cultural, con algunos personajes excesivamente infantilizados o el sexismo de algunas títulos, en donde solo la mujer es un objeto sexual, y no el hombre. En Japón se ven de otra forma a como lo vemos en Occidente:

Juegos eróticos

No estoy en contra de que Steam use filtros para su contenido, ya que no me gustaría ver la plataforma convertida es un nido de porno. Pero del mismo modo tampoco me seduce la idea de que los videojuegos sean un nido de violencia extrema, como en algunos casos lo es ahora.

Y eso nos lleva a la cuestión: ¿Debe una tienda de videojuegos decidir a qué juegos puedo jugar y a los que no, si soy mayor de 18 años y el juego es para mayores de 18 años? ¿Realmente es algo que los demás deban decidir por mí? 

Es cierto que una empresa tiene derecho a elegir los productos que vende, y otras tiendas venden esos mismos juegos eróticos sin censurar. Pero en el año 2018 sigue siendo chocante que se aplauda y se asuma la violencia extrema, mientras se persiguen juegos que ni siquiera pueden llamarse pornográficos. Y este contraste es cada vez mayor, a medida que los juegos son más realistas.

¿Por qué no hemos avanzado nada en 40 años de videojuegos?

Tags:

#Destacado

Ver ahora: