Skip to main content

Los videojuegos digitales empujan a las tiendas físicas a nuevos modelos de negocio

Jugar videojuegos

29/10/2019 - 13:30

La industria del videojuego está viviendo una auténtica época dorada. Según el último informe de AEVI de 2018, la facturación del año pasado fue de 1.530 millones de euros, un 12% más que en 2017, y la mejor cifra desde 2009.

Sin embargo, a pesar de la buena salud que goza la industria, uno de los motores principales del sector de la distribución está en la cuerda floja: las tiendas físicas.

Tal y como se desprende del anuario, en 2017 se facturaron 886 millones en formato físico y 474 millones en digital y en 2018 las ventas de juegos en físico cayeron hasta los 850 millones y hubo un incremento absoluto del mercado digital: 680 millones de euros. Esto supone un descenso de un 4,1% respecto al formato tradicional y un aumento del 43,5% del nuevo modelo de negocio.

Es cierto que las videoconsolas se seguirán comprando en las tiendas especializadas, pero también es cierto que se pueden comprar a través de páginas web como Amazon, por poner un ejemplo.

Además, es claro que la mayor parte de los ingresos viene por la venta de los videojuegos y ese descenso del 4,1% y las tendencia alcista del mercado digital no augura nada bueno

Todo lo que sabemos de la nueva PS5: características que llegarán con la nueva PlayStation 5

GameStop, una cadena especializada en la venta de videojuegos que abandonó España en 2017 por malos resultados, continúa con su tendencia negativa en el resto del mundo. En el primer trimestre fiscal tuvo una caída del 13,3% de los ingresos y unas pérdidas netas de 673 millones de dólares en 2018, tal y como apunta Gamedustria.

La situación para el mercado físico no es muy positivo, pero siempre existen otras alternativas para quedarse con parte del pastel. El CEO de Appear Here, el Airbnb del retail, cree que las tiendas deberían estar dirigidas por organizadores de espectáculos y que todo se base en la experiencia de usuario.

Lo que está claro es que las tiendas, si quieren sobrevivir, no serán como antes. El consumidor cada vez es más exigente e impredecible y necesita algo que le aporte un valor diferencial y le aporte una buena experiencia

A esta tendencia se suma también Fernando Carruesco, experto en estrategia y marketing, que cree que la solución pasa por crear experiencias en las tiendas. "Tienen que ofrecer algo más que solo la compra de un juego ya que si no, la condena es clara", explica. "Si fuese el director general de GAME, lo que haría sería organizar continuamente actividades, encuentros, contenidos relacionados con los videojuegos... cosas para que los gamers vengan a mi tienda. Hay que darle un valor añadido y crear comunidad.