Alan Turing, indultado por Isabel II tras condena por gay

Alan Turing, padre de la Informática, indultado por la Reina Isabel II, tras ser condenado hace 60 años por ser gay

La vida de Alan Turing es una montaña rusa de emociones, heroismo, genialidad, y terribles injusticias que terminaron trágicamente con su vida a los 41 años.

Alan Turing descifró los códigos encriptados de la máquina codificadora de mensajes de los nazis, la mítica Enigma. Según los expertos, esto adelantó dos años el fin de la Segunda Guerra Mundial, salvando miles de vidas.

Alan Turing inventó los algoritmos informáticos, y también uno de los primeros ordenadores de la historia. Se le considera el padre de la Informática.

Alan Turing fijó las bases de la inteligencia artificial.

Pero entonces se descubrió que era gay. Todo lo anterior no sirvió para nada. Alan Turing fue castrado químicamente en 1952. Se suicidó dos años después, con tan sólo 41 años.

Ahora, sesenta años después, tras una campaña de indulto promovida por personalidades de todo el mundo, desde informáticos como Bill Gates a científicos como Stephen Hawking, la Reina Isabel II ha concedido a Alan Turing el perdón póstumo.

¿Quieres saber más sobre la vida y logros de Alan Turing?

El propio Primer Ministro David Cameron ha escrito la petición de indulto, que ha firmado la Reina de Inglaterra, tal como publican en The Telegraph. Aquí puedes ver la carta:

Carta de perdón póstumo a Alan Turing

En ella, David Cameron escribe:

"Alan Turing fue un hombre remarcable que jugó un papel fundamental en la salvación del país durante la Segunda Guerra Mundial, descifrando el código alemán de la máquina EnigmaSus acciones salvaron incontables vidas.

También nos dejó un remarcable legado nacional a través de sus sustanciales logros científicos, pues a menudo se le referencia como el padre de la computación moderna".

Aunque el gobierno británico ya pidió perdón publicamente a Alan Turing en 2009, entonces se negó a tramitar el indulto. Tras numerosas presiones de la prensa y la comunidad científica, finalmente ha aceptado la petición, que la Reina Isabel II acaba de firmar.

Se hace así justicia a un hombre que fue un héroe de guerra y un genio de la Informática, pero cuya vida fue terriblemente cercenada a los 41 años por su condición sexual. No podemos dejar de pensar en lo que habría aportado a la Informática, si hubiese vivido otros 40 años más...