Una almeja robótica diminuta en tu torrente sanguíneo

almeja robot

Durante años, los científicos han tratado de desarrollar robots microscópicos que se movieran por nuestro flujo sanguíneo y reparar tejido celular dañado o liberar sustancias en nuestro cuerpo. Ahora, científicos del instituto del Instituto Max Plank de Sistemas Inteligentes en Alemania creen que tienen el diseño perfecto para este robot. La imagen recuerda bastante a una almeja, pero es tan pequeña que apenas se puede ver a simple vista. 

Estos micro-robots utilizan el movimiento de apertura y cierre para moverse por fluidos no newtonianos, o líquidos que pueden volverse más o menos espesos según la situación. Como podríais adivinar nuestros fluidos internos entran dentro de esta categoría. Además, este tipo de robot no necesita batería, ni tan siguiera motores, sólo la energía que le proporciona un campo manético externo. 

Te dejamos esta lista con los 6 mejores robots

Según los científicos, aún no tienen un uso claro. Las pequeñas almejas robots aún no tienen un propósito concreto. De momento, sólo son un diseño (un diseño muy bien hecho, pero nada más), y aún hay que pensarle un uso.  Desde luego, son más que curiosos, y si no fijáos en el vídeo. 

Debido al movimiento de las dos partes, el robot puede deslizarse por las venas sin obstruir nada, incluso en las más pequeñas, como las del ojo, así que no suponen ningún peligro para la salud. Si os interesa el tema, echad un vistazo al vídeo.