Skip to main content

ARM presenta un nuevo chip para superordenadores

ARM presenta un nuevo chip para superordenadores

22/08/2016 - 13:10

El fabricante de microchips ARM competirá contra gigantes como Intel o IBM. Post-K será el primer ordenador en integrar los nuevos chips de ARM.

ARM, uno de los fabricantes de microprocesadores más relevantes del panorama actual, se ha propuesto conquistar también el mercado de los superordenadores. Esta semana, la compañía ha presentado un nuevo chip de última generación que está basado en los procesadores para móviles pero que ofrece una gran potencia de cálculo. El diseño de los nuevos chips ha salido a la luz durante la conferencia Hot Chips en Cupertino, California.

Esta noticia llega solo unas semanas después de la oferta de 32.000 millones de dólares de la japonesa Softbank para hacerse con ARM. El fabricante invertirá una parte significativa de este dinero en mejorar sus servidores y en el Internet de las cosas. De esta forma, competirá con compañías de la talla de IBM o Intel por hacerse con el liderazgo en la producción de chips para superordenadores.

 

ARM también unirá sus fuerzas con otros fabricantes para desarrollar los ordenadores más rápidos del mundo. Por el momento, países como Estados Unidos y China ya están desarrollando sistemas informáticos capaces de realizar cálculos a 1 exaflop (el equivalente a 1.000 billones de cálculos por segundo). Tras el acuerdo con Softbank, lo más probable es que el primer superordenador con los nuevos chips de ARM se construya en Japón.

Los cinco superordenadores más potentes del mundo

Post-K, así se ha bautizado el ordenador que integrará el procesador de ARM, será de 50 a 100 veces más rápido que su predecesor, el K Computer, que actualmente es el quinto equipo más potente del mundo con 10’5 petaflops de rendimiento máximo. El nuevo componente de ARM estará basado en la arquitectura ARM-V8A de 64 bits.

ARM prepara un nuevo chip para superordenadores

Ya en el 2013 los analistas pronosticaron que los microchips de smartphones, como los de ARM, sustituirían a los procesadores x86 en los superordenadores. Mientras que la velocidad de cálculo no ha dejado de multiplicarse, el consumo de energía sigue siendo un punto débil de los fabricantes. En este sentido, ARM tiene una larga experiencia desarrollando hardware de alto rendimiento con un consumo de energía mínimo.

Los mejores móviles de 2016

La compañía lleva más de cinco años persiguiendo este objetivo y gracias a la nueva generación de chips podrá competir frontalmente contra Intel. Los servidores de ARM ya están operativos, pero todavía no tienen una presencia notable en el mercado. Solo Dell y Lenovo se han lanzado a probar este hardware y, según han anunciado, apostarán por ARM en cuanto crezca la demanda. 

[Fuente:pcworld]

Ver ahora: