Skip to main content

Baterías para el móvil baratas y ecológicas hechas de hongos

Baterías para el móvil baratas y ecológicas hechas de hongos

30/09/2015 - 19:01

Científicos de la Universidad de California en Riverside han creado un tipo de baterías para el teléfono móvil más ecológicas que se degradan con el tiempo.

Un grupo de científicos de la Universidad de California en Riverside ha desarrollado un nuevo tipo de baterías para teléfonos móviles fabricadas con champiñones que resultan más baratas y ecológicas, ya que tienen la capacidad de degradarse con el tiempo.

El material más habitual con el que se produce el ánodo de las baterías de iones de litio recargables es el grafito sintético, un compuesto que requiere procesos complejos de purificación y preparación, por lo que resulta bastante caro obtenerlo, y además su elaboración no es respetuosa con el medio ambiente. 

Por ello, este equipo de investigadores decidió buscar un material con el que sustituir el grafito sintético, y se toparon con que el hongo Portobello reúne las condiciones adecuadas para fabricar el ánodo. Y es que la biomasa, gracias a su alto contenido de carbono, puede emplearse como un reemplazo del grafito mucho más económico y no contaminante.

Baterías para el móvil baratas y ecológicas hechas de hongos

Los ingenieros se dieron cuenta de que la estructura porosa de los hongos era ideal para crear un espacio mayor que permita el almacenamiento y la transferencia de energía de una forma eficiente, ya que esta característica es fundamental para optimizar el rendimiento de las baterías.

Además, gracias a la alta concentración de sal de potasio de los champiñones y a esta estructura porosa, el material del electrolito se va activando progresivamente en más poros, lo que hace posible que vaya aumentando la capacidad de la pila de manera gradual. 

Desarrollan combustible para aviones a partir de hongos

"Con este tipo de materiales, los teléfonos móviles del futuro pueden ver cómo aumenta la autonomía de la batería después de muchos usos, en lugar de una disminución, debido a la activación de poros ciegos dentro de las arquitecturas de carbono", asegura Brennan Campbell, uno de los miembros de la investigación. 

La Universidad de California en Riverside va a solicitar una patente de este descubrimiento y en el futuro espera poder comercializar su prototipo. 

[Fuente: Universidad de California en Riverside]