California emitirá licencias para coches de autoconducción

Ilustración por Adam García

El futuro de la industria automotriz podría no depender de los conductores. De hecho, todo lo contrario.

Una gran cantidad de fabricantes de automóviles está trabajando en coches autónomos o de autoconducción y, aunque todavía no se ha establecido el marco legal necesario para que estos vehículos circulen sin restricciones, el estado de California en los Estados Unidos parece dispuesto a dar los primeros pasos.

A partir de septiembre, el Departamento de Vehículos de Motor (DMV) del Sunshine State empezará a emitir licencias a determinados vehículos de auto-conducción y sus copilotos para que puedan legalmente rodar por las calles.

Una vuelta en el coche de auto-conducción de Google.

Sin embargo, sacar uno de estos permisos no será cosa fácil. Según TechCrunch, sólo empleados designados de los fabricantes de vehículos seleccionados podrán aplicar, y antes deberán asegurar el coche por un mínimo de 5 millones de dólares en caso de muerte, lesiones personales o daños de propiedad.

De igual manera, el coche deberá contar con un copiloto en todo momento que sea capaz de tomar el control inmediato del vehículo en caso necesario. Dicho conductor deberá tener una licencia desde al menos tres años, con no más de una infracción y no puede haber estado involucrado en un accidente que causara lesiones.

Evidentemente, si alguna vez le fue suspendida la licencia por conducir borracho, tampoco será elegible.

Por su parte, los fabricantes de automóviles deberán notificar al DMV cualquier accidente que cause daños o lesiones en un plazo de diez días

Las licencias especiales costarán 150 dólares, y cubrirán hasta 20 copilotos y 10 vehículos.