Una cámara consigue reconocer rostros... completamente a oscuras

Una cámara consigue reconocer rostros... completamente a oscuras.

Un grupo de investigadores alemanes ha conseguido desarrollar una tecnología de reconocimiento facial, aplicada a una cámara, que permite reconocer rostros en la oscuridad más absoluta.

Se trata de un interesante avance con aplicaciones en materia de seguridad, cámaras nocturnas, y otras situaciones complicadas.

El reconocimiento facial ya es utilizado por muchos servicios y programas para reconocer a personas, objetos y lugares en las fotografías. La polémica app Facebook Moments, que no se ha estrenado en Europa precisamente por la violación de la privacidad que supone el reconocimiento facial que incorpora, es uno de los últimos ejemplos.

El reconocimiento facial se lleva a cabo comparando miles de imágenes entre sí y extrayendo patrones comunes, que son los que permiten la identificación. Como hemos comentado, ha evolucionado mucho en los últimos años. Antes era necesario una imagen de frente y despejada. Ahora los algoritmos son capaces de identificar a personas que están en el fondo, con la cabeza ladeada, o incluso cuando sólo se ve una parte del rostro.

Pero para que esta identificación sea posible se necesita luz. Por eso la tecnologia desarrollada por los ingenieros informáticos alemanes Saquib Sarfaraz y Rainer Stiefelhagen resulta tan interesante: es capaz de reconocer rostros en completa oscuridad.

Iglesias americanas usan cámaras con reconocimiento facial

¿Cuál es el truco? La teoría es sencilla, pero ponerla en práctica no lo es tanto. La cámara dispone de visión infrarroja para hacer fotos en la oscuridad. Después compara estas capturas con fotos tomadas a la luz del día. Lo complicado es, precisamente, comparar fotografías infrarrojas y a plena luz, porque desde un punto de vista informático son muy diferentes.

Estos investigadores alemanes usan una red neural que copia el funcionamiento del cerebro humano. Como  hacemos nosotros, compara fragmentos de imágenes entre sí y sólo cuando detecta coincidencias, sigue comparando para deducir que se trata de la misma persona.

Este algoritmo neural de reconocimiento facial es capaz de reconocer 4585 imágenes en sólo 35 milisegundos. Sin embargo, su tasa de acierto varía en función de cuántas capturas a la luz del día utilice. Con varias capturas diurnas es capaz de reconocer una imagen a oscuras en el 80% de los casos. Con sólo una foto diurna, el porcentaje de éxito baja al 55%.

Pero es un primer paso hacia el reconocimiento facial sin luz que será útil en labores de vigilancia, o en trabajos en condiciones difíciles.

[Fuente: Fossbytes]