La cámara digital más grande del mundo mapea el cosmos en 3D

Satélite Gaia

Después de ser lanzado al espacio en diciembre de 2013, el satélite Gaia de la Agencia Espacial Europea está ahora preparado para comenzar su misión de elaborar un mapa completo de nuestra galaxia. La nave utilizará su cámara de un Gigapixel para medir la posición y el movimiento de aproximadamente un 1% de los cien mil millones de estrellas, así como para comprobar sus propiedades: brillo, temperatura  y composición química. 

"Escaneando el cielo una vez tras otra, Gaia observará cada una de las estrellas una media de 70 veces a lo largo de cinco años", declaraba el portavoz de la agencia. "Los pequeños movimientos en las posiciones de las estrellas permitirán a los astronomos medir la distancia entre ellas, así como sus movimientos en la Vía Láctea

skdalksfhlka aksfn añksfn Fuente: Flicker de pepito

"Gaia gira lentamente una vez cada seis horas, alternando dos telescopios gigantescos y enfocando la liz desde los diferentes campos en un único plano focal, convirtiéndo al satélite en la cámara más grande que jamás haya llegado al espacio, con aproximadamente mil millones de píxeles". 

ljhgjhgljhg

Esperamos que a Gaia le vaya mejor que a los rusos, que perdieron un satélite lleno de lagartos en el espacio

Desde su lanzamiento en Sudamérica el año pasado, Gaia ha ido encontrando una serie de dificultades, incluyendo agua congelada en las lentes opticas y rayos de luz que han conseguido pasar las capas de protección del satélite y llegar al plano focal: lo que vendría a ser desvelar un carrete, solo que uno condenadamente caro. 

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver las diferencias

Pero después de numerosas calibraciones, Gaia puede empezar con su trabajo. Mapeará estrellas y medirá sus posiciones relativas, creando una red de constelaciones que se convertirán en un mapa bastante exacto de la galaxia. A lo largo de su misión de cinco años, el satélite medirá una media de dos millones de estrellas a la hora, generando aproximadamente unos 50 GB de datos al día. 

Según la Agencia Espacial Europea, este trabajo requiere una precisión enorme, ya que la cámara tendrá que medir posiciones a una escala equivalente a la anchura de un pelo humano visto a 2.000 kilómetros.