Skip to main content

Un chip hace que los ordenadores sean 1000 veces más rápidos

Un procesador incrementa por 1000 la potencia de los ordenadores

15/12/2015 - 18:17

Investigadores de la Universidad de Stanford han creado un chip con un diseño de rascacielos que podría permitir que los ordenadores sean 1000 veces más rápidos.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Stanford en Estados Unidos ha desarrollado un nuevo chip con un diseño de rascacielos que permite que los ordenadores sean 1.000 veces más rápidos. 

En los sistemas informáticos modernos, el procesador y la memoria se colocan como estructuras de un solo piso en una urbanización. Los cables se conectan de manera similar a las calles, conduciendo el tráfico digital entre los procesadores que calculan los datos y los chips de memoria que los almacenan.

Sin embargo, esta estructura puede provocar largos desplazamientos y atascos en los circuitos electrónicos, desperdiciando tanto tiempo como energía. 

Por ello, estos ingenieros han desarrollado una nueva arquitectura basada en el diseño de un rascacielos que permite evitar los cuellos de botella de datos para optimizar el rendimiento y que los chips sean infinitamente más rápidos. 

Un procesador incrementa por 1000 la potencia de los ordenadores

Este nuevo sistema, llamado Nano-Engineered Computing Systems Technology o N3XT, conecta los procesadores y los chips de memoria con millones de vías que tienen la función de pequeños ascensores electrónicos. Gracias a estas conexiones, se puede mover un número mucho mayor de datos, con mayor velocidad y empleando mucha menos energía. 

"Combinando una velocidad más elevada con un menor consumo de energía, los sistemas N3XT superan el rendimiento de los convencionales por un factor de 1.000 sobre los valores actuales", asegura el profesor Philip Wong, miembro del equipo de investigación.

El chip de 72 núcleos de Intel llega a las workstations en 2016

Para el desarrollo de los sistemas con diseño de rascacielos, estos ingenieros han utilizado nanomateriales más avanzados que el silicio, que se pueden apilar sin problemas y permiten construir circuitos informáticos de gran altura. 

Esto es posible gracias a que estos nuevos materiales se pueden fabricar a temperaturas mucho más bajas que el silicio, de forma que los procesadores se pueden construir en la parte superior sin dañar la capa que está más abajo.

Los investigadores ya han dado a conocer un prototipo de chip de cuatro capas y han demostrado que la nueva arquitectura de rascacielos hace posible que el procesador sea 1.000 veces más eficiente a la hora de ejecutar aplicaciones altamente exigentes de software industrial. 

Ver ahora: