Skip to main content

El chit, la unidad de almacenamiento de datos basada en química

almacenamiento quimica

05/05/2017 - 22:59

Un estudio de investigadores de la Academia Polaca de las Ciencias demuestra que es posible el almacenamiento de información en los fenómenos químicos.

Un equipo de investigadores de la Academia Polaca de las Ciencias en Varsovia ha llevado a cabo un estudio que demuestra que es posible el almacenamiento de información en los fenómenos químicos.

En la informática tradicional, los datos se guardan en bits o dígitos binarios, que son la unidad básica de capacidad de información digital. Por otra parte, en las ciencias de la computación cuántica, los datos se almacenan en bits cuánticos o qubits. Ahora, estos científicos han encontrado la unidad básica de memoria basada en química y su nombre es el bit químico o chit. De acuerdo con los investigadores, el chit es una disposición simple de tres gotitas que, al entrar en contacto entre sí, producen reacciones oscilatorias.

En la memoria electrónica convencional, la información se registra, almacena y lee en forma de ceros y unos mediante fenómenos físicos, como son el flujo de electricidad o el cambio en las propiedades eléctricas o magnéticas. El equipo de científicos polacos ha hecho lo mismo, pero basándose en fenómenos químicos. En su estudio han conseguido almacenar un único bit en tres gotitas contiguas entre las que se propagan las reacciones químicas de forma constante, cíclica o manera estrictamente definida. 

Microsoft estudia el almacenamiento de datos en ADN

El fundamento químico de esta forma de memoria es la reacción conocida como Belousov-Zhabotinsky (BZ). El curso de la reacción es oscilatorio, y cuando concluye un ciclo los reactivos necesarios para arrancar el siguiente cilo se reconstituyen en la solución. Normalmente se producen varias decenas o cientos de oscilaciones antes de que se detenga la reacción, y suele ir acompañada de un cambio regular en el color de la solución.

"Nuestra idea para el almacenamiento químico de información era simple. A partir de experimentos anteriores, sabíamos que cuando las gotas están en contacto se propagan frentes químicos de una a otra", explica el profesor Jerzy Gorecki. "Así que decidimos buscar los sistemas de gotas más pequeños en los que las excitaciones podrían tener lugar de varias maneras, con al menos dos siendo estables". 

Busca y compara precios de las memorias USB más vendidas de Amazon España

Los investigadores han asignado una secuencia de excitaciones a un valor lógico de 0, otra al 1, y emplean la luz con la finalidad de forzar un cambio particular en el estado de la memoria. Sus experimentos demuestran que su bit químico tiene un potencial ligeramente mayor que el bit clásico, puesto que los períodos de oscilación pueden ser más lentos y producir un tercer estado lógico adicional, que podría emplearse para verificar la exactitud del registro.

Ver ahora:

Te recomendamos