Skip to main content

Las colillas de cigarrillos se pueden usar para almacenar energía

colillas

02/11/2017 - 20:09

Una investigación de la Universidad de Nottingham (Reino Unido) revela que las colillas de los cigarrillos podrían utilizarse para almacenar energía.

Una investigación que ha llevado a cabo un equipo de científicos de la Universidad de Nottingham (Reino Unido) revela que las colillas de los cigarrillos podrían utilizarse para almacenar energía. En concreto, lo que han hecho estos investigadores ha sido utilizar los residuos que se generan por el consumo de cigarrillos para preparar materiales que ofrecen unas propiedades óptimas para el almacenamiento de hidrógeno.

En todo el mundo se consumen cada año casi seis billones de cigarrillos, lo que genera más de 800.000 toneladas de colillas. El problema de estos residuos es que tienen determinados agentes contaminantes, como metales pesados tóxicos, que pueden filtrarse a las vías fluviales y causar daños tanto a las personas como a los animales y al entorno.

El principal elemento contaminante de los filtros de los cigarros es el acetato de celulosa, puesto que no es biodegradable. Sin embargo, es precisamente este compuesto el que hace que este material sea atractivo para su valorización en carbones porosos con unas cualidades increíbles para el almacenamiento de hidrógeno.

Para obtener carbones porosos a partir de colillas, los investigadores han utilizado la carbonización hidrotérmica, un proceso que solo requiere agua y calor. Esta técnica transforma los filtros de los cigarrillos en un producto de carbono llamado hidrochar, que cuando se activa genera carbonos porosos ricos en oxígeno que tienen un área de superficie muy alta. 

Los ceniceros más originales de Amazon España

"Mostramos que los carbones derivados de las colillas, a través de la carbonización y activación hidrotermal benigna secuencial, son súper porosos con una superficie ultra alta, y exhiben una cantidad de almacenamiento de hidrógeno sin precedentes", afirma Robert Mikaya, uno de los autores del estudio.

Los nuevos coches híbridos que llegarán en 2018

Los científicos señalan que el desarrollo de técnicas como esta podría ayudar a adoptar el hidrógeno como fuente de energía, contribuyendo al reemplazo de la gasolina como combustible para el transporte o al gas natural en el caso de la calefacción. Al mismo tiempo, también permite resolver el problema de la gestión de los residuos que se generan al fumar.