Cómo fabricar cabello de forma rápida y sencilla con una impresora 3D

pelo impresora 3d

Un equipo de investigadores del Tangible Media Group, un laboratorio que forma parte del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), ha diseñado una técnica de impresión 3D que permite fabricar pelo.

La posibilidad de hacer cabello artificial es uno de los grandes retos de la impresión 3D. Aunque ya existen algunos métodos para imprimir algo parecido a pelo, es cierto que todavía son muy rudimentarios y no consiguen reproducir las propiedades del cabello adecuadamente. Esto es debido a que, al ser las fibras tan finas, es necesario invertir una gran cantidad de tiempo para poder calcular e imprimir el diseño.

Ahora, los científicos del Tangible Media Group han dado con una manera sencilla, rápida y eficiente para fabricar estructuras similares al pelo humano mediante una impresora 3D. Para ello, en lugar del software convencional de diseño CAD, el equipo utiliza un programa llamado Cilllia, con el que se puede definir en pocos pasos y en unos minutos el ángulo, el espesor, la densidad y la longitud de miles de cabellos.

A través de la nueva aplicación, los científicos han podido diseñar matrices de estructuras similares a pelos con una resolución de 50 micras, que es aproximadamente el espesor de un cabello humano. Aplicando diferentes dimensiones han podido fabricar desde cerdas gruesas a finas pieles, sobre superficies tanto planas como curvadas, utilizando para ello una impresora 3D convencional.

Hairway: Controla las apps de tu smartphone con el pelo

Aunque no es el objetivo final que ha movido al desarrollo de esta nueva técnica, los investigadores consideran que es posible que permitiera la fabricación de pelucas y extensiones de cabello artificial. 

El verdadero atractivo de esta tecnología es que se pueden programar las superficies cubiertas de pelos impresos para que cuenten con interesantes funciones. Por ejemplo, mediante la integración de sensores se pueden detectar movimientos, e incorporando motores es posible transportar objetos, lo que abre el camino para infinidad de nuevas aplicaciones.