¿Cómo han sido hackeadas las Google Glass por primera vez?

Google Glass  hackeo

¡Que nadie se asuste! Este hackeo se ha realizado durante el período de prueba donde los informáticos están analizando las gafas de Google. Desde hace unas semanas, Google ha publicado la API y ha liberado el kernel para que los desarrolladores puedan ejecutar aplicaciones y probar el funcionamiento de las Google Glass. Y entre todas estas pruebas, también se incluye probar su vulnerabilidad. El hacker Jay Freeman, más conocido como Saurik, ha descubierto la fragilidad en el sistema que permite a otros usuarios acceder al dispositivo que se quiera hackear, pudiendo ver lo que en ese momento, está viendo el usuario.

En el blog de Saurik, explica detalladamente los pasos que deben de llevarse a cabo para conseguir este hackeo. El modo: acceder al dispositivo para poder entrar en él y a través de unos códigos, instalar un software que permite grabar imágenes y audio sin que el usuario se de cuenta. Las únicas consecuencias que acarrea el hackeo, es que los datos de las bibliotecas de imágenes y vídeo del dispositivo son eliminados antes de que el usuario externo pueda acceder a las gafas de Google. Algo que según este hacker, podría ser perfeccionado hasta el punto de que el usuario no no se percate de ninguna manera.

Esperemos que Google sepa proteger sus gafas ante este tipo de exploit, ya que el riesgo es bastante evidente. Si ya existe el miedo de que alguien entre en nuestros ordenadores y pueda ver nuestras cosas, con las Google Glass se traspasan esos límites de espacio, ya que pueden ir contigo vaya donde vayas, violando la intimidad hasta el punto de que alguien sepa que estás haciendo en cada momento.