Cómo utilizar (y conectar) el Samsung Gear S3 con un iPhone

Te mostramos cómo conectar un Samsung Gear S3 al iPhone

Desde este año, los relojes -y pulseras deportivas- más recientes de Samsung ya son compatibles con los iPhone de Apple. El Gear S3, el Gear S2 y la pulsera Gear Fit 2 han dado un paso más allá de los móviles Android y ahora se pueden utilizar oficialmente desde el iPhone.

Dado que hace poco tiempo tuvimos la oportunidad de probar el Samsung Gear S3, no podíamos dejar pasar la oportunidad de comprobar en primera persona cómo funciona realmente este reloj si lo intentamos conectar a un iPhone 6S Plus. Armados con nuestro Gear S3, un iPhone (actualizado a la versión de 10.2) y la aplicación de Samsung Gear S descargada desde la App Store, hemos ido directos a comprobar hasta qué punto es real esta compatibilidad.

Empecemos por explicar cómo ha sido conectar el Gear S3 al iPhone. Hay que recordar que el único requisito para conectar el reloj de Samsung a un móvil de Apple es disponer de la versión de iOS 9 o superior; a partir de ahí, os adelantamos que el proceso de vinculación inicial no podría ser más sencillo.

Samsung Gear S3, análisis y opinión

Así se conecta el Samsung Gear S3 a un iPhone

Lo primero que hay que hacer para vincular el Gear S3 con el iPhone es descargar una de las dos aplicaciones que Samsung ha publicado en la App Store: la de Samsung Gear S es la que deberemos descargar si queremos conectar el Gear S2 o el S3, mientras que la de Samsung Gear Fit es la que deberíamos descargar si quisiéramos conectar la pulsera Gear Fit 2. En nuestro caso, la aplicación que hemos descargado es la de Samsung Gear S.

Una vez descargada, abrimos la aplicación de Gear S en el iPhone, encendemos el reloj y empezamos el proceso de vinculación exactamente tal y como lo haríamos en un móvil Android: encendemos el Bluetooth en el iPhone, seguimos las instrucciones del reloj y aceptamos todos los permisos que nos pedirá el móvil. En menos de un minuto lo tendremos listo.

Así es el proceso de vinculación de un Gear con un iPhone

Pero ojo: en iOS hay un detalle importante que no está en Android y que, de no hacerlo, básicamente nos impedirá hacer llamadas de teléfono desde el reloj. Resulta que, una vez hayamos terminado la vinculación, por algún motivo deberemos seguir al pie de la letra estos pasos:

  • Encendemos el teléfono y nos dirigimos a Ajustes.
  • Entramos en Bluetooth.
  • Pulsamos sobre la "i" que aparece a la derecha de Gear S3 (852C) LE.
  • Seguidamente, pulsamos sobre "Omitir dispositivo".
  • Para terminar, nos conectamos de nuevo el reloj pulsando sobre su nombre.

El problema de que las llamadas no funcionan desde el Gear S3 en el iPhone

Mediante este extraño procedimiento, que básicamente consiste en desvincular el reloj para después vincularlo de nuevo, hemos comprobado que efectivamente las llamadas desde el reloj sí funcionan. De la otra forma (antes de seguir esos pasos), el reloj nos mostraba un error al intentar hacer una llamada.

Lo importante: así funciona el Gear S3 emparejado con el iPhone

Así funciona el Samsung Gear S3 conectado a un iPhone

La primera pregunta que nos asaltó al conocer esta nueva compatibilidad era la siguiente: ¿seguiremos teniendo acceso a las funciones que pudimos probar con el reloj enlazado a un móvil Android cuando conectemos el Gear al iPhone? Empecemos por hablar de las aplicaciones -y funciones- que trae el propio reloj, así como también de las diferencias que hemos encontrado entre Android e iOS.

En lo que se refiere a la interfaz del Samsung Gear S3, todo está exactamente igual que en Android. Hay que tener en cuenta que el Gear S3 es un reloj que funciona con su propio sistema operativo (Tizen), por lo que era de suponer que el hecho de utilizar uno u otro sistema operativo en el móvil no debería suponer ninguna diferencia en la interfaz del reloj.

Lo único que hemos echado de menos ha sido la aplicación de Buscar mi teléfono, que como podéis ver en la siguiente galería sí estaba presente cuando hicimos la prueba con un teléfono Androide. Por lo demás, todo lo que aparece en esta galería es exactamente lo que veréis en la pantalla del reloj cuando lo contectéis a un iPhone.

Galería de fotosAplicaciones del Samsung Gear S3ver las 17 fotos

Pero hablemos también de las funciones. ¿Qué es lo que podemos hacer con el Gear conectado a un iPhone? Leer las notificaciones entrantes desde el reloj, hacer llamadas de teléfono utilizando el micrófono y el altavoz del propio Gear, registrar nuestra actividad deportiva a través de S Health, reproducir la música -incluso la de Apple Music- desde el reloj... terminaremos antes diciendo lo que no podemos hacer, que tal y como era de esperar incluye algunas características que en Android sí funcionan.

Lo que no podemos hacer con el iPhone es:

  • responder a las notificaciones desde el reloj (nada de contestar a un mensaje de WhatsApp, por ejemplo),
  • comprar aplicaciones de pago en la tienda de Galaxy Apps (solamente podemos acceder a las gratuitas)
  • o ver la información detallada del reloj (la autonomía restante o la RAM utilizada, aunque el espacio de almacenamiento disponible sí se puede consultar).

Por otra parte, también hemos detectado que de la tienda de Galaxy Apps han desaparecido algunas aplicaciones que sí estaban cuando probamos el reloj con Android. Hemos echado especialmente de menos la app de mapas de Here WeGo, aunque por lo que se lee en algunos foros parece que se trata de un problema temporal hasta que los desarrolladores adapten sus aplicaciones para que sean compatibles con el sistema operativo de Apple.

En resumen: se pierden algunas funciones por el camino, pero es cien por cien funcional

El Gear S3 es uno de los relojes de Samsung que ya funciona con iOS

Era de esperar que esta nueva compatibilidad de los Gear con el iPhone supondría algunas limitaciones impuestas por el propio ecosistema de Apple, por lo que no nos ha sorprendido encontrarnos con opciones que no estaban disponibles en iOS.

La función que más hemos echado de menos ha sido la de poder contestar a las notificaciones, que resultaba de lo más útil cuando queríamos responder a un mensaje sin sacar el teléfono del bolsillo.

Lo que sí cabe destacar es que no hemos apreciado ningún problema de vinculación entre el Gear S3 y el iPhone durante todo lo que ha durado la prueba. El reloj no se desconectaba del teléfono en ningún momento, y toda la parte de registro de la actividad física del reloj -la monitorización del pulso, las calorías quemadas, los pasos recorridos, etcétera- ha funcionado igual que con un móvil Android. Lo que sí es cierto es que, al no existir aplicación de S Health para iOS, la información de la actividad deportiva que mostraba el móvil era un poco más escueta.

En resumen, a nadie le sorprenderá saber que si lo que queremos es utilizar un reloj inteligente que sea cien por cien compatible con el iPhone no nos queda más remedio que apostar por el Apple Watch Series 2. Lo podemos comprar por un precio oficial que parte de los 439 euros, y si tenéis cualquier duda sobre su funcionamiento os recomendamos que echéis un vistazo a nuestra review del último Apple Watch.

Puedes comprar el Samsung Gear S3 que aparece en las fotos por 399 euros