Skip to main content

Crean un circuito eléctrico que se puede reparar a sí mismo

Crean un circuito eléctrico que se puede reparar a sí mismo

25/08/2015 - 18:36

Investigadores de la Universidad de Texas han desarrollado un circuito eléctrico fabricado en un gel flexible que tiene la capacidad de repararse a si mismo.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Texas en EE.UU. ha desarrollado un circuito eléctrico fabricado en un gel flexible que tiene la capacidad de repararse a sí mismo en caso de sufrir algún daño.

El diseño que han producido estos investigadores esta compuesto a base de dos geles elásticos que pueden presumir de reunir una combinación de propiedades única: alta conductividad, flexibilidad, y opciones para autorepararse a temperatura ambiente.

Estas características excepcionales permiten que el circuito eléctrico se arregle por sí solo cuando se divide en varias pieza, así como restaurar la conductividad inicial. 

Crean un circuito eléctrico que se puede reparar a sí mismo

Las propiedades de este nuevo material surgen de los dos geles que lo componen. Uno de ellos, un gel supramolecular o supergel, se inyecta en una matriz de hidrogel de polímero conductor. Esta técnica hace posible que las características químicas y físicas de los dos elementos se combinen.

El supergel aporta la propiedad de autoreparación debido a su química supramolecular, que permite al material actuar como un pegamento dinámico que se puede arreglar a sí mismo.

Por otra parte, el hidrogel de polímero conductor aporta la conductividad al circuito eléctrico gracias a su red nanoestructurada tridimensional que favorece el transporte de electrones. Además, también refuerza la resistencia y la elasticidad del material.

Descubren un gel elástico que cura las heridas al instante

Durante las pruebas, los científicos pudieron comprobar que la conductividad del compuesto cuenta con uno de los valores más altos para los geles híbridos, y la propiedad de autoreparación perdura tras reiterados estiramientos y roturas. Cuando uno de estos circuitos de rompe, tarda alrededor de un minuto en arreglarse a sí mismo y restablecer la conductividad. 

"El gel conductor que se autorepara que hemos desarrollado puede ser aplicado en muchas áreas tecnológicas, como la electrónica flexible o extensible, las pieles artificiales, el almacenamiento de energía o los dispositivos de conversión, así como para dispositivos biomédicos", señala Guihua Yu, uno de los autores de la investigación. "Por ejemplo, el gel se puede utilizar en biosensores implantables como electrodos flexibles autoreparables, lo que garantiza la durabilidad de estos dispositivos"

[Fuente: Phys.org]

Ver ahora: