Crean un detector de Google Glass que inhabilita su Wi-Fi

Google Glass

Las Google Glass no dejan de ganar popularidad, pero también son muchos los detractores de estas famosas gafas.

¿Por qué? Debido a los problemas de privacidad que presentan, ya que sus dueños pueden grabar o fotografiar a otros sin que estos lo sepan.

Eso es lo que ha pensado Julian Oliver, el creador de un detector de Google Glass que inhabilita el Wi-Fi.

Julian tuvo la idea cuando un amigo le comentó cómo se había sentido después de que unos extraños se presentasen a su exposición de arte con las famosas de Google.

¿Sabías que el diseñador de FitBit dice que las Google Glass fracasarán?

Su amigo no tenía manera de saber si estaban grabando sin permiso o, incluso, retransmitiendo el evento en directo sin su autorización. ¿Qué podía hacer?

Fue entonces cuando decidió crear Glasshole, un programa que se encarga de detectar las gafas próximas y las bloquea de la red.

Lo que hace este programa es detectar la dirección MAC de estos dispositivos, ya que según él comparten un código similar que permite identificarlos. Una vez que se les ha detectado, el programa prohibe su acceso a la red Wi-Fi.

"Se trata de cámaras que se conectan a la red y que no muestran signos visibles de estar grabando" sostiene Julian Oliver.

Las críticas no hacen más que crecer: las gafas de Google han sido prohibidas en un bar de San Francisco y se han producido ataques contra aquellos que las llevan.

Por este motivo, la compañía se ha esforzado en limpiar su imagen e intentar que el wearable sea percibido de manera positiva por los usuarios. Fue entonces cuando desmintió algunas leyendas urbanas sobre las Google Glass.