Crean un dispositivo inspirado en el kirigami que se carga solo

dispositivo carga solo

Un conjunto de científicos chinos ha desarrollado un dispositivo inspirado en el arte del kirigami que tiene la capacidad de generar energía y recargarse solo.

A pesar de que la tecnología avanza a pasos agigantados, los ingenieros todavía no han encontrado un método eficaz que permita que la mayoría de los dispositivos electrónicos pueda generar su propia energía y recargarse de manera automática. Como consecuencia, estamos más enganchados que nunca a los enchufes, las baterías externas y otro tipo de fuentes que nos proporcionen la corriente necesaria para alimentar nuestros aparatos.

Ahora, estos investigadores han dado un paso en la dirección adecuada para conseguir esta meta basándose en el kirigami, que es el arte milenario del papel recortado que surgió en China poco después del descubrimiento de la fabricación del papel.

Batería externa portátil de 10.000 mAh por menos de 20 euros

El dispositivo que han desarrollado tiene forma de rombo, cabe en la palma de la mano y su peso es muy ligero. Los científicos lo cubrieron con diferentes materiales para convertir el pequeño aparato en una unidad de potencia.

Los cuatro lados exteriores están hechos de oro y papel de lija cubierto de grafito y componen el elemento supercondensador de almacenamiento de energía. Por otra parte, el papel de las superficies interiores está recubierto de oro y de una película de etileno propileno fluorado, lo que conforma el generador triboeléctrico.

¿Es malo dejar cargando el móvil toda la noche?

Este curioso aparato es capaz de generar y almacenar su propia energía gracias al movimiento del cuerpo del usuario. Sus desarrolladores, Zhong Ling Wang y Chenguo Hu, han trabajado durante años en la creación de nanogeneradores triboeléctricos, también conocidos como Tengs, que pueden aprovechar la energía mecánica del cuerpo para alimentar dispositivos electrónicos portátiles.

Galería de fotosLas 9 curiosidades de Internet que desconocíasver las 10 fotos

Durante las pruebas, el Teng fabricado con papel fue capaz de generar 1 voltio en pocos minutos, una cantidad de energía más que suficiente para alimentar un control remoto, un sensor de temperatura o un reloj.